Los retos de 2021 Jerez busca oxígeno

  • Ante la falta de un tejido industrial potente, el sector servicios, a pesar de su debilidad por la pandemia, está llamado a ser la locomotora para tratar de superar la crisis económica

Obras en la futura planta fotovoltaica de Las Quinientas. Obras en la futura planta fotovoltaica de Las Quinientas.

Obras en la futura planta fotovoltaica de Las Quinientas. / Pascual

El año que comienza debe ser, si la evolución de la pandemia lo permite, el del inicio de la recuperación económica de una ciudad que, según los últimos datos oficiales, tiene más de 32.000 desempleados (en torno a un 15% más que al cierre de 2019) y ha perdido unos 2.500 cotizantes de la Seguridad Social. Y eso sin contar el número de jerezanos que siguen afectados por un expediente de regulación temporal de empleo.  

Ante la falta de un tejido industrial potente, el sector servicios, especialmente castigado por la pandemia, está llamado a ser la locomotora que tire de la ciudad durante este 2021. No en vano, con datos hasta el mes de septiembre, más del 85% de los establecimientos existentes en la ciudad están vinculados a este sector, un porcentaje similar al del resto del conjunto de la provincia.   

El comercio busca olvidar en este nuevo año un 2020 nefasto. Tras una campaña de verano en la que el principal objetivo fue la supervivencia, se encuentra ahora inmersa en un periodo navideño con la incertidumbre de lo que ocurrirá tras los Reyes Magos. El sector lleva meses reclamando incentivos y bonificaciones fiscales, una posibilidad que no contempla el Ayuntamiento ya que el Ministerio de Hacienda no lo permite debido a su situación financiera.    

Por otro lado, Jerez no ha sido ajena a un fenómeno que también está ocurriendo en otras ciudades donde las grandes firmas han abandonado sus locales en los cascos históricos para apostar definitivamente por los grandes centros comerciales. En este contexto, el comercio tradicional está obligado a hallar la fórmula para seguir atrayendo al público. En próximas semanas se deberá concretar, por ejemplo, las acciones de formación que se pretenden poner en marcha con unas subvenciones que serán habilitadas por Ayuntamiento para el sector comercial y hostelero para emprender acciones de promoción (el crédito ronda los 400.000 euros).    

Además, para hacer un centro más amable, el gobierno municipal ha apostado por hacer varias reurbanizaciones en las principales vías de acceso de la ciudad. Ahora bien, el conflicto que durante meses ha tenido el Ayuntamiento con la Junta de Andalucía por el nuevo diseño de la calle Corredera y plaza Esteve, provocó que las obras hayan estado paradas durante meses, con el consiguiente perjuicio que ha provocado para los comercios de la zona (incluida la plaza de abastos) en un eje vital de acceso al centro, especialmente para el transporte público. Finalmente, ambas administraciones han alcanzado una entente cordiale que permitirá retomar las obras próximamente.   

También en este 2021 deben iniciarse las obras de la plaza Arroyo. Tras un conato de un nuevo enfrentamiento institucional, la administración autonómica y local han consensuado un proyecto que permitirá darle una nueva cara a este enclave del centro histórico.   

La evolución de la pandemia también marcará la recuperación  del sector turístico. 2020 cerrará con una pérdida aproximada de un 70% del número de viajeros que se alojaron en los establecimientos de la ciudad con respecto a 2019. Y las expectativas a corto plazo son poco halagüeñas puesto que está en el aire la celebración tanto de las procesiones de Semana Santa como la Feria del Caballo. Mientras, el Festival de Jerez se ha aplazado a mayo, por el momento. También habrá Gran Premio de Motociclismo en la primera semana de mayo, aunque a día de hoy es pronto saber si se permitirá la entrada de público o no al Circuito de Velocidad.  

A pesar de la debilidad de un sector que depende de la movilidad, en los últimos meses se han conocido nuevos proyectos de establecimientos hoteleros en la ciudad. De hecho, el Ayuntamiento ha concedido licencia para la construcción de tres nuevos establecimientos hoteleros (todos ellos en edificios que se rehabilitarán en el centro histórico). Además, continúan proliferando los apartamentos turísticos en el centro de la ciudad. No en vano, a lo largo de este año se ha dado autorización a nueve proyectos en distintos inmuebles del casco histórico.  

Vinculado al turismo, las restricciones de movilidad provocaron que el Aeropuerto jerezano haya vivido también un annus horribilis. Hasta el mes de noviembre, solo 370.000 viajeros utilizaron la terminal de La Parra, un 67% respecto al año anterior. El optimismo invita a pensar que en este 2021 se supere esta cifra, aunque es una entelequia que se alcance el millón de viajeros registrados en años precedentes.

Un avión despegando del Aeropuerto de Jerez con destino a Alemania. Un avión despegando del Aeropuerto de Jerez con destino a Alemania.

Un avión despegando del Aeropuerto de Jerez con destino a Alemania. / Pascual

   

En estos últimos meses, el aeródromo ha seguido teniendo actividad fundamentalmente a las conexiones con Madrid, aunque sí se ha reducido la frecuencia (actualmente hay dos vuelos diarios). También se han mantenido las conexiones con Barcelona y Palma de Mallorca; y de cara a estas fiestas navideñas se retomaron los vuelos con Tenerife.  Otro de los pilares del aeródromo jerezano son las conexiones con Alemania que, si lo permite el coronavirus, deberán volver a lo largo del segundo trimestre.   

En cuanto a otros sectores económicos con peso en la ciudad, uno tan tradicional como el bodeguero se enfrenta al difícil reto de lidiar con el ‘Brexit’. El Reino Unido sigue siendo su principal mercado (supone un tercio aproximadamente de las ventas totales) y a día de hoy es una incógnita la repercusión que tendrán las nuevas relaciones comerciales tras su salida de la Unión Europea. Precisamente, el mercado británico ha sido el único que ha crecido durante este 2020 que acaba de terminar a pesar de la crisis económica, una situación que ha ayudado a amortiguar la caída producida en otros mercados.   

A pesar de la pandemia, la construcción ha sido uno de los sectores que mejor ha aguantado los envites de esta dura crisis. No en vano, con datos hasta noviembre, la contratación cayó durante 2020 un 6,3% respecto a 2019. Otras actividades económicas, como los servicios, en cambio ha habido un 36% menos de contratos. El gobierno municipal saca pecho y asegura que, a pesar de la pandemia, que conllevó una paralización de las tramitaciones administrativas durante el primer estado de alarma decretado, se ha agilizado la concesión de licencias de obras, especialmente en el centro de la ciudad donde se han autorizado más de 130 proyectos a lo largo de este 2020. 

Precisamente, la actividad constructiva ha reportado importantes ingresos al Ayuntamiento no ya por el ladrillo, sino por la instalación de parques fotovoltaicos. Actualmente, hay dos en construcción y un tercero estará en obras a lo largo del primer trimestre del año. Y, en paralelo, se proyectan otros seis más. Ahora bien, estas plantas generan bastante empleo durante su construcción, pero no así una vez entren en funcionamiento.    

En cuanto a la obra pública, 2021 debe ser el año donde se liciten las obras del futuro Museo Flamenco de Andalucía, que se ubicará en el inmueble que fue el antiguo Zoco de Artesanía. Recientemente se firmó el convenio para que el Ayuntamiento ceda los inmuebles necesarios para su construcción mientras se ultima el proyecto para que pueda sacarse a licitación.

El Museo del Flamenco de Andalucía se proyecta en el antiguo Zoco de Artesanía. El Museo del Flamenco de Andalucía se proyecta en el antiguo Zoco de Artesanía.

El Museo del Flamenco de Andalucía se proyecta en el antiguo Zoco de Artesanía. / Pascual

   

Mientras tanto, en los próximos meses debe concretarse cómo se repartirá entre las distintas administraciones una gran bolsa de crédito habilitada por la Unión Europea para ayudar a los países miembros a salir de la crisis (los denominados fondos ‘Next Generation’). Al igual que otros ayuntamientos, el de Jerez desempolvó multitud de proyectos que tenía en los cajones para plantearlos como posibles aspirantes a ejecutarse con estos importes.   

Ahora bien, el Gobierno central aún tiene que concretar las líneas de actuación de estos fondos, determinar qué administración los gestiona y qué tipo de proyectos se subvencionarán, además de proceder a las correspondientes convocatorias para que las entidades locales puedan concurrir. Por lo tanto, en este momento sigue siendo una incógnita si alguno de los 70 proyectos que ha planteado el Consistorio jerezano podrá hacerse realidad.   

En lo que se refiere a mejoras de infraestructuras, la mayor inversión que se prevé ejecutar durante los próximos meses será la adecuación de la pista del aeródromo jerezano, que tendrá un coste de unos 5,6 millones euros. Aena, la gestora de los aeropuertos del país, ultima la licitación de esta mejora que no es la única que está actualmente en contratación. También se prevén acometer mejoras en la seguridad perimetral del recinto (unos 139.000 euros) y en los sistemas de gestión de energía de las instalaciones (unos 440.000 euros de inversión).   

Por otro lado, el Ministerio de Transportes deberá concretar a lo largo de este año si incluye entre sus planes a medio plazo la construcción de nuevos apeaderos de tren en la ciudad. Mientras tanto, ya está inmerso en los primeros estudios para poder construir una carretera de alta capacidad que una la autopista AP-4 con la A-4 a la altura del aeropuerto. En los Presupuestos Generales del Estado hay incluida una partida para iniciar estos estudios, aunque es pronto para saber en qué año se podrá hacer esta conexión. 

Finalmente, en este nuevo año el gobierno municipal tiene por delante el reto de darle consistencia y madurez al proyecto de la candidatura de Jerez a la Capitalidad Europea de la Cultura en 2031, una pugna en la que, por el momento no cuenta con el respaldo de la Junta de Andalucía, que se ha declinado por Granada. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios