Jerez

Francisco Román lucha por mantener el taller de flamenco inclusivo en el Festival de Jerez

  • El jerezano, con parálisis cerebral, reclama que no se retire de la programación el curso con José Galán

Francisco Román, en su casa. Francisco Román, en su casa.

Francisco Román, en su casa. / Pascual

Francisco Román no desiste en su deseo de que el Festival de Jerez recupere el taller de Flamenco Inclusivo, que para el año que viene no se ha programado. El jerezano, de 44 años y con parálisis cerebral, denuncia que “es una gran decepción no tener el curso el año que viene. No hay difusión del flamenco inclusivo y aquí se hacían grandes cosas con el bailaor Pepe Galán”.

Tras la denuncia de Román, la directora del Festival, Isamay Benavente, “me ha mandado un correo electrónico, diciéndome que intentará hacer algo... Pero por ahora no hay nada”. “Pepe Galán trabaja estupendamente con las personas discapacitadas. Este año hicimos un gran espectáculo”, remarca el jerezano.

Este taller “me sirve mucho, como si fuera una sesión de fisioterapia, y además gano mucho en movimientos. Y no sólo es cuestión física, con estas actividades ganamos en autoestima”.

Román subraya que “tengo una vida completamente plena, trabajo y soy muy activo. Pero el flamenco me gusta de siempre y tenía mucha ilusión por repetir el año que viene con Galán. Me parece muy mal que no se programe”.

La última edición del taller de Flamenco Inclusivo se cerró con una exhibición en Villapanés, en la que los alumnos (más de una decena) dieron muestra de su arte junto a Anabel Rosado y Pascual de Lorca.

En 2018 fue la plaza Romero Martínez, frente al Teatro Villamarta, la que acogió la actuación del taller de Flamenco Inclusivo, impartido también por el bailaor José Galán durante el Festival de Jerez. El coreógrafo y pedagogo sevillano cumplió con estas actividades una “función social” según reconoció. Galán se ha convertido en un referente nacional en la inclusión de personas con discapacidad visual, auditiva, física e intelectual en el arte flamenco descubriendo que “lo jondo sana, educa y sirve de vehículo transmisor”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios