Urbanismo

San Juan de los Caballeros, más cerca de su recuperación

  • El Ayuntamiento inicia la licitación para la urbanización de la zona, así como del Tabanco del Duque

Una imagen del degradado Tabanco del Duque, en Juana de Dios Lacoste. Una imagen del degradado Tabanco del Duque, en Juana de Dios Lacoste.

Una imagen del degradado Tabanco del Duque, en Juana de Dios Lacoste.

Comentarios 1

La junta de gobierno local ha dado luz verde al inicio del expediente de licitación del proyecto de reordenación y urbanización del entorno de la iglesia de San Juan de los Caballeros, 1ª fase, que contempla una inversión de 231.270 euros, y tiene como objetivo transformar esta zona históricamente degradada y abandonada del centro histórico.

El proyecto, como ha explicado el delegado de Urbanismo, José Antonio Díaz, “prevé cambiar por completo la imagen de esta zona mediante un nuevo diseño unitario y accesible con plataforma única, así como la apertura de una calle -Siete Revueltas- que permanecía cerrada desde hace tres décadas”. “Esta actuación se enmarca dentro de nuestra apuesta de poner en valor la riqueza monumental y artística del centro histórico, como es en este caso la iglesia de San Juan de los Caballeros, y de los edificios del entorno, de gran valor patrimonial y cultural. De esta forma, facilitamos que se pueda recorrer por todas las fachadas del templo e integrar todo el espacio, haciéndolo más atractivo para los vecinos y los visitantes”.

Además, con este proyecto “se incorporan –añadió– nuevos recorridos peatonales con plataforma única en el entorno de la iglesia y se eliminan barreras arquitectónicas, con lo que facilitamos la accesibilidad y la ordenación del tráfico rodado y peatonal y ordenamos las zonas de aparcamiento”.

En la primera fase del proyecto se contempla acometer la reordenación y urbanización de la calle Melgarejo y del espacio que rodea el ábside de la iglesia, definido por la finca de calle San Juan 3, así como la reapertura de la calle Siete Revueltas. La superficie de actuación asciende a 1.037 metros cuadrados. Para ello, se llevarán a cabo distintas actuaciones, como son obras de demolición de edificaciones obsoletas y en desuso existentes sobre la finca de la calle San Juan 3, de titularidad municipal; la apertura de un nuevo vial público alrededor del ábside de la iglesia y su urbanización completa; dotación de mobiliario urbano, con jardineras para árboles y nuevas farolas para el alumbrado público; y reparación y adecentamiento del acerado existente. Asimismo, se llevará a cabo la limpieza y pequeñas reparaciones de la calle de las Siete Revueltas para su reapertura.

Asimismo, también se ha aprobado el inicio de expediente de contratación de una primera fase de obras de rehabilitación del inmueble del Tabanco del Duque, situado en la calle Juana de Dios Lacoste, por un importe de 231.087 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses y medio.

Este proyecto, que se compone de dos fases, “tiene como objeto la rehabilitación del edificio, que está catalogado, y que se encuentra desde hace muchos años en mal estado de conservación y presenta un alto grado de deterioro que vamos a solucionar a través de esta intervención”, apunta José Antonio Díaz.

En este sentido, el delegado ha subrayado que “esta actuación se enmarca dentro del compromiso del Gobierno de la ciudad con nuestro centro histórico, continuando con medidas que favorezcan su revitalización social y económica, como puede ser la recuperación y puesta en valor de este emblemático inmueble situado en pleno corazón de Jerez, cuya rehabilitación ha sido muy reivindicada por colectivos vecinales de la zona y que será realidad en los próximos meses”.

El proyecto completo de rehabilitación, redactado por los servicios técnicos de la Delegación de Urbanismo, incluye un conjunto de actuaciones para adaptar el inmueble del Tabanco de Duque a edificio de uso de equipamiento público, contemplando labores de reconstrucción de elementos en mal estado, el arreglo de las cubiertas o la redistribución del espacio interior, entre otras.

Concretamente, en esta primera fase de obras que se saca a licitación se proponen una serie actuaciones para los fines propuestos, entre las que figuran la ejecución de trabajos de demolición, acondicionamiento de terrenos, cimentación, saneamiento, cubiertas o aislamientos. Además, se contempla la ejecución de trabajos de mejora de revestimientos e instalaciones, quedando la edificación concluida exteriormente en esta fase.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios