Jerez

Sánchez anuncia una bajada de los impuestos municipales

  • Un mes después de anunciar la 'congelación' fiscal para 2011, la alcaldesa habla ahora, con claro tinte preelectoral y sin detallar las medidas, de una reducción "generalizada"

Con vistas a la elaboración de las ordenanzas fiscales del próximo año, que se aprobarán en el pleno de este mes, la alcaldesa, Pilar Sánchez, avanzó ayer que se va a recoger "casi una bajada generalizada de los impuestos para todos los ciudadanos, manteniendo la bajada del tipo [impositivo]". Esta noticia -"de la que daremos cuenta más adelante", aseguró sin más detalles- se enmarca en las reuniones de trabajo de los Presupuestos de 2011 que "se están elaborando con los criterios marcados por el Plan de Viabilidad y con algunas novedades que vamos a incorporar". "El objetivo es conseguir el equilibrio presupuestario el año que viene", comentó Sánchez.

Con cierto aire preelectoral en su anuncio, sobre todo por el hecho de que la regidora ya advirtió hace un mes que los tributos locales volverían a actualizarse al IPC, hablando de 'congelación', lo cierto es que este cambio en la política fiscal del Ayuntamiento a buen seguro suavizará algunas voces críticas entre la ciudadanía a raíz de asuntos como el cobro de vados y el controvertido 'catastrazo'. En cuanto a la liquidación del presente ejercicio, la alcaldesa mantuvo que "aún no la tenemos lógicamente, pero sí avanza datos muy buenos gracias al plan de austeridad (sic)".

La regidora también aprovechó el acto de entrega de 71 proyectos de rehabilitación de viviendas en la zona rural para remarcar que la deuda de Urbanismo que arrastra el Ayuntamiento "no es nueva" e incidió que estos números "están desde que llegamos al Consistorio. Prácticamente desde ese momento estamos asumiendo procesos judiciales de los impagos de Pedro Pacheco durante muchos años", aclaró Sánchez. La deuda que dicha delegación incorporó el año pasado, "fue de 93 millones de euros, pero con todos y cada uno de los proveedores con los que Pacheco dejó la deuda estamos negociando un plan de pago, y con todos estamos llegando a acuerdos", resaltó la alcaldesa.

Tras aclarar y avanzar nuevas medidas municipales, Sánchez acompañó al delegado provincial de Viviendas y Ordenación del Territorio, Pablo Lorenzo, en el acto de entrega en Guadalcacín y Nueva Jarilla de 71 proyectos de rehabilitación autonómica a vecinos de las citadas pedanías, Mesas de Asta, Mesas de Santa Rosa, El Portal y Torremelgarejo. A dicho encuentro también asistieron la alcaldesa de Guadalcacín, Ana Lirio; la delegada de Medio Rural, María del Carmen Martínez; y el delegado de Vivienda e Infraestructura, Antonio Fernández Ortega.

Estas actuaciones suponen una inversión aproximada de 700.000 euros y tienen un periodo de ejecución de 8 meses desde que se tenga la licencia de obra. El delegado provincial resaltó que además de "mejorar la calidad de vida de los vecinos", estas obras suponen la creación de nuevos puestos de trabajo. "La Junta de Andalucía está muy empeñada en mantener este programa porque supone que personas con escasos recursos económicos puedan rehabilitar sus viviendas, una actuación que en muchos casos es estructural", apuntó Lorenzo, quien además se mostró "satisfecho de que esto se pueda llevar a cabo en las barriadas rurales con la colaboración de los vecinos y especialmente del Ayuntamiento".

En esta actuación la Junta también abona la redacción de los proyectos y la dirección de obra, "porque cada una va a tener un arquitecto y un aparejador financiado también por la Administración andaluza", resaltó el delegado. Por su parte, la alcaldesa resaltó que con estas medidas "seguimos cumpliendo con el compromiso con los ciudadanos de la zona rural", y declaró que "son muy cómodas de gestionar ya que la licencia urbanística es libre de cargas porque las asume el propio Ayuntamiento y se hace automáticamente con la misma petición de licencia que se aprueba en junta de gobierno local".

Esta iniciativa consiste en la protección y financiación de actuaciones en viviendas unifamiliares, con problemas de habitabilidad y de estabilidad estructural.

En cuanto a la ralentización de las obras en la barriada de La Alegría y los problemas con las subvenciones, el delegado aclaró que "la Junta de Andalucía lleva a cabo una subvención para los particulares y son ellos los que contratan a la constructora y al arquitecto. En algunos momentos puede ocurrir que dicha empresa no esté pasando por sus mejores momentos una vez que se ha comprometido a llevar a cabo la actuación". A pesar de estos incidentes, Lorenzo resaltó que las inversiones que se están realizando en Jerez se pueden considerar "un hito muy importante. Creo que las dificultades que siempre surgen se superan con el diálogo y el buen entendimiento, aunque muchas veces los problemas no son imputables a la Junta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios