Jerez

El Sherry Festival convierte a Donostia en la capital del jerez

  • San Sebastián acoge desde ayer y hasta el próximo día 14 la gran cita de los vinos del Marco

Una experta participante en una cata del Sherry Festival haciéndose un selfie. Una experta participante en una cata del Sherry Festival haciéndose un selfie.

Una experta participante en una cata del Sherry Festival haciéndose un selfie.

El Sherry Festival se extiende como una plaga. Pero es una plaga benigna que gana adeptos en cada edición. El revolucionario formato ideado por el Consejo Regulador para la promoción de los vinos del Marco, que concentra en diez días multitud de actividades en las que el jerez es el protagonista principal, invade desde ayer las calles de San Sebastián, que hasta el próximo 14 de mayo, y tras las exitosas ediciones de Madrid, Barcelona y Valencia, se impregnarán de los aromas y sabores de unos vinos únicos en pleno resurgimiento.

Donostiarras y visitantes podrán disfrutar en estos diez días del rico universo enológico del jerez a través del medio centenar de actividades en las que participan los principales establecimientos de la capital guipuzcoana que han respondido a la llamada del Consejo Regulador.

Referencias de la gastronomía del País Vasco como el Basque Culinary Center, las escuelas de hostelería de Egibide y Leioa, los restaurantes Hidalgo 56, Gandarias, Aitzgorri, El Pescaíto de la Bahía de Cádiz, Saltxipi, Arteaga o Zezilionea, junto con Essencia Wine Bar, La Perla, Arraunlari Berri, o el Hotel María Cristina acogen una ambiciosa programación que pone de relieve las múltiples posibilidades de unos vinos considerados internacionalmente como auténticas joyas de la enología por su singular método de elaboración, por su altísima calidad y por su versatilidad en el mundo de la gastronomía.

El Sherry Festival facilitará un conocimiento en profundidad de los vinos de Jerez tanto para alumnos y profesores de los centros formativos como para el público general a través de catas y seminarios, entre ellos una 'Introducción a los vinos de Jerez y su versatilidad en la mesa', que impartirá José Ferrer, embajador del jerez para la gastronomía, en el Basque Culinary Center, o 'El gran maridaje de Jerez: Vino y flamenco', que llevará a Vintage (Vitoria) unas sorprendentes armonías entre palos flamencos y los vinos de la bodega Sánchez Romate.

La estrecha conexión del jerez con la alta cocina se pondrá de manifiesto a través de los menús creados especialmente para disfrutar de las armonías gastronómicas que sólo pueden proporcionar vinos sobresalientes como la completa gama de jereces de las bodegas del Marco, entre ellas la veintena larga que el lunes participarán en el acto central del Sherry Festival, el salón profesional o showroom del hotel María Cristina en el que se podrán degustar más de 200 marcas amparadas por la denominación de origen. Una cita imprescindible para más de 300 profesionales de la enología, incluyendo restauradores, sumilleres, chefs, formadores, distribuidores y periodistas que podrán disfrutar igualmente ese mismo día de tres catas exclusivas.

Un día después, el 9 de mayo, el cine Príncipe albergará la proyección de 'Jerez y el Misterio del Palo Cortado', el documental dirigido por José Luis López Linares que se adentra en los secretos del jerez más enigmático.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios