Jerez

"Sólo el PSOE puede solucionar los problemas que tiene la gente"

  • Susana Díaz esgrime en Cádiz su defensa de lo público como aval ante un PP "al que le da coraje todo lo que es bueno para Andalucía" Las referencias a las municipales de mayo, nulas

El PSOE es el único partido que piensa en la gente y, por lo tanto, es el único capaz de solucionar los problemas de los ciudadanos. Este es uno de los mensajes básicos que ayer trasladó en Cádiz a la militancia socialista la secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta, Susana Díaz, en el primer acto de precampaña de esta formación política en la provincia gaditana y también en el conjunto de la comunidad andaluza de cara a las próximas citas electorales de marzo y de mayo.

Curiosamente el acto organizado ayer por el PSOE de Cádiz tenía como finalidad presentar a sus candidatos a las alcaldías de la provincia para las elecciones municipales del 24 de mayo pero al final ni esos candidatos fueron presentados -se limitaron a ocupar un asiento detrás del escenario principal del Palacio de Congresos- ni hubo siquiera una referencia mínima de Susana Díaz a unas elecciones locales en las que los socialistas buscan recuperar cuatro años después la Presidencia de la Diputación gaditana y buena parte de las alcaldías perdidas.

Bien al contrario la líder indiscutible del PSOE andaluz -para muchos también del federal- centró íntegramente su intervención en su gestión como presidenta de la Junta, poniendo sus políticas en defensa de lo público (sanidad, educación, dependencia...) como aval ante los andaluces y como contrapunto a un PP "al que siempre le ha dado coraje todo lo que es bueno para Andalucía".

Díaz aprovechó que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, estará hoy en Torremolinos (Málaga) en el acto de presentación de los ocho cabezas de lista del PP a las elecciones andaluzas para recordarle la deuda histórica que el Estado mantiene con Andalucía. "Ya que viene que nos traiga los 3.500 millones de euros que nos debe a los andaluces, porque aunque haya dirigentes del PP que van diciendo que no nos lo van a a pagar yo les digo que sí lo harán, claro que lo harán", subrayó.

Considera Díaz que Andalucía "se merece" que se salde esa deuda histórica. "Que cumplan con nosotros al igual que nosotros hemos cumplido con el Estado", dijo en referencia al cumplimiento por parte de Andalucía del objetivo de déficit. Y a partir de ahí aprovechó para destacar que este último reto no ha ido en menoscabo de la educación o la sanidad públicas. "Ser socialista es eso, que haya sanidad para todos, que haya educación para todos y mantener las ayudas por la dependencia. Lo hemos conseguido pese a que el PP lleva tres años seguidos castigando a Andalucía, y estamos orgullosos", dijo.

Y como ejemplo de su gestión de lo público situó las dos últimas semanas "en las que me han dicho de todo" pero en las que ha podido afianzar el posicionamiento de la Junta "en defensa de la sanidad pública, garantizando el cien por cien del sueldo a los profesionales sanitarios" y también "en contra de una ley que busca una educación de dos velocidades, también en las universidades".

No hizo referencia alguna la presidenta de la Junta a los motivos que le llevaron a romper el pacto con IU en Andalucía. Sin embargo sí habló de la gobernabilidad futura en la Junta. Así, y dando por segura una victoria del PSOE en las urnas el 22-M, dejó clarísimo que no piensa gobernar ni con el PP "que tanto daño a hecho a esta tierra", ni con Podemos "que tiene como nuevos referentes en Andalucía a Sánchez Gordillo, a Cañamero y al SOC". ¿Quiere eso decir que abre la puerta de nuevo a IU pese a haberles echado del Gobierno andaluz o es que tiene decidido gobernar en minoría si no logra la mayoría absoluta? La duda no fue despejada porque Susana Díaz, que en ningún momento citó a IU, tiró por la calle de en medio: "Gobernaré con los nueve millones de andaluces", exclamó ante una militancia entregada.

Fue la de Susana Díaz una intervención centrada en ella misma y nada exenta de populismo. Así, hizo referencia a su procedencia humilde, a su condición de primera mujer presidenta de la Junta e incluso a su embarazo que, dijo, le hace estar más sensibilizada en favor de los derechos de las madres. Y se mostró como una persona cercana a la gente diciendo por ejemplo que los parados la paran por la calle para explicarle su situación o que los mayores le enseñan las ridículas cuantías de sus pensiones. Y todo ello le sirvió para dejar entrever que lo de la supuesta recuperación económica hasta puede que sea verdad: "Yo creo que lo peor de la crisis ya ha pasado pero en el campo de batalla han quedado muchos parados y mucha desigualdad social", dijo poco después de haber afirmado que la verdadera pretensión del PP era y es "que los ricos aprovecharan la crisis para enriquecerse aún más".

De cara al futuro reiteró su compromiso de centrarse exclusivamente en esta comunidad "porque lo que quiero es una nueva Andalucía con más igualdad de oportunidades y con la misma solidaridad de siempre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios