Jerez

"Solo repartíamos folletos que no tienen nada ofensivo"

  • La CGT alega que el reparto de pasquines en el entorno del domicilio de la edil Laura Álvarez se hizo en "horas sindicales"

CGT dio ayer su versión de lo ocurrido el pasado miércoles cuando la delegada de Recursos Humanos, Laura Álvarez, sorprendió a varios representantes de este sindicato repartiendo en las inmediaciones de su domicilio folletos que cuestionan la gestión municipal, unos hechos que han sido denunciados en el Juzgado.

El sindicato resumió lo ocurrido señalando en un comunicado remitido ayer: "No hubo conversación alguna, no hubo agresión alguna, no hubo insulto alguno, solo una delegada enfadada e irracionalemente nerviosa al comprobar que estábamos repartiendo folletos sobre el riesgo que corre esta ciudad con la gestión actual que no contiene nada ofensivo y que son de lo más simple".

Tanto la alcaldesa, Mamen Sánchez, como la edil denunciaron que estos empleados habían repartido estos pasquines en horario de trabajo. Al respecto, la CGT argumentó: "Los miércoles es el día en que la sección sindical se reúne desde hace muchos años, hecho de conocimiento de todo el mundo, jefes incluidos, y en el que se hace uso del crédito horario". En este sentido afirmó que estas horas sindicales "por derecho nos corresponden y que, dicho sea de paso, la ley las considera como trabajo efectivo en el ejercicio de un derecho reconocido constitucionalmente que es el de la libertad sindical".

"Acusar de ausentarnos sin justificación de nuestros puestos de trabajo no es solo una gran mentira sino que atenta contra nuestra libertad sindical y con nuestro derecho al honor y es simplemente una calumnia, calumnia que será llevada a los tribunales", advirtió. Por ello, aseguró que el sindicato ya está preparando una quincena de querellas individuales contra la regidora y la edil de Recursos Humanos para que "aclare y desmienta en sede judicial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios