Jerez

La zona Sur mejora en tolerancia y en convivencia intercultural

  • Un informe de la Obra Social 'la Caixa', dentro del proyecto ICI, revela que el porcentaje de vecinos que observa buenas relaciones de coexistencia en estos barrios se sitúa ya en el 89%

En un contexto de crisis, paro y aumento del rechazo a la inmigración, los vecinos de la zona Sur dan la sorpresa y avanzan considerablemente en tolerancia y convivencia con respecto a 2010. Es una de las conclusiones del estudio sobre convivencia intercultural que se ha realizado dentro del Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural (ICI) y que ayer fue presentado en el Ayuntamiento por sus promotores. En el proyecto, que se desarrolla desde 2010 auspiciado por la Obra Social 'la Caixa' y capitaneado por el Centro de Acogida de Inmigrantes (Ceain), participa además el Ayuntamiento y numerosas entidades sociales y colectivos de la zona Sur.

La encuesta, realizada a 579 vecinos de estas barriadas entre septiembre y octubre de 2012, es la segunda que se lleva a cabo en el marco de este proyecto. El catedrático de Antropología de la Universidad Autónoma de Madrid y director científico del proyecto, Carlos Giménez, calificó los resultados de "magníficos" ya que mejoran los de 2010, fruto, según dijo, del trabajo que se viene realizando y sobre todo, de la forma de trabajar, con la implicación de todos los colectivos. Giménez recordó que uno de los objetivos del proyecto es promover la convivencia ciudadana intercultural y señaló que con la crisis se esperaba en este segundo estudio una bajada de la aceptación de la inmigración, islamofobia, y mayor conflictividad social. No obstante- según las encuestas- la valoración sobre las relaciones de los vecinos en los espacios públicos es mejor. Los residentes que valoran las buenas relaciones de coexistencia en la zona Sur han pasado de un 77% al 89% y en cuanto a la hostilidad ha bajado de un 8% a un 1 por ciento en dos años.

La intervención realizada es también la responsable, según el director científico del proyecto, de que haya aumentado el porcentaje de vecinos de la zona Sur que ante la opción de poder irse de su barrio, afirma que se quedaría, un 64%, frente al 54% que elegía marcharse a otro lugar en 2010. Igualmente, a la pregunta de si se sienten identificados con su barrio contestan afirmativamente el 69%, frente al 64% de 2010. Todo ello, en los años más duros de la crisis económica, en los que, según una encuesta realizada a nivel nacional sobre el impacto de la misma, sólo un 23% de los vecinos de la zona Sur afirma que no se ha visto afectado por la negativa situación económica. "Esto confirma el trabajo que se está haciendo y el esfuerzo en favor de la convivencia. Solo el hecho de que los niños y las niñas tengan una Escuela de Verano, une mucho al barrio", aseguró Giménez.

Para el director de Ceain, Francisco Morales, lo que comenzó siendo un proyecto está pasando a convertirse en un proceso, en referencia al paso que se va a dar para crear un espacio interinstitucional, más allá del trabajo que ya llevan a cabo los técnicos. "No tenemos la varita mágica para solucionar los difíciles problemas de la zona Sur, pero entre todos sí estamos desarrollando una programación comunitaria y esta encuesta es un acicate para seguir trabajando de forma continuada".

Desde el pasado año, además, el trabajo se enriqueció con la constitución de tres mesas: de respuestas integrales a la familia; de educación para todos y de convivencia y participación ciudadana. En este sentido, la delegada de Bienestar Social, Isabel Paredes, dijo que estas mesas permitirán dotar y habilitar nuevas oportunidades y facilitarán la integración y la cohesión social en las familias con especial dificultad. "Nos hemos encontrado, a pesar de la épocas de bonanza en el sistema de servicios sociales, con déficits que se repetían; no podíamos permitir que tuviésemos tasas de absentismo, inadaptación y familias sin habilidades educativas, que se transmitían de generación en generación". Ahora -agregó- se están elaborando proyectos específicos para eliminar dichas carencias.

Por su parte, la responsable del área social de la Fundación 'la Caixa', Joana Prat, consideró que esta segunda encuesta demuestra que el proyecto ICI está dando resultados, aunque aclaró que se trata de una apuesta a medio y largo plazo "ya que los avances en temas sociales cuesta visualizarlos. De cualquier manera el trabajo conjunto entre administración y técnicos ha permitido avanzar en la convivencia y la cohesión social. El ICI tiene una manera particular y distinta de trabajar ya que apuesta por la corresponsabilidad y la participación de todos los protagonistas de la comunidad", destacó. "No es un proyecto de nadie es de todos", señaló, y, por ello, agradeció el trabajo del Ayuntamiento y todas las entidades implicadas. Recordó además la importancia de que los alcaldes de 14 municipios participantes en el proyecto, entre ellos la alcaldesa de Jerez, firmaran en su día un compromiso por la convivencia.

La delegada de Bienestar Social afirmó ayer que "queda mucho trabajo por hacer, aunque los resultados son positivos para todos los participantes del proyecto, gracias a que trabajamos desde la transversalidad y la complementariedad. Esta forma de trabajo hace posible que este espacio de convivencia nos ofrezca los resultados que todos perseguimos". Añadió que con el proyecto ICI "estamos rentabilizando los recursos para dar mayor respuesta a los vecinos, los grandes protagonistas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios