Jerez

Tercera familia de 'bebés robados' que declara en los Juzgados

  • El caso corresponde a una niña nacida en 1967 en el hospital Santa Isabel de Hungría

Las declaraciones de familias de 'bebés robados' de Jerez continuaron ayer en los Juzgados. Josefa Conde, hermana de un recién nacido supuestamente fallecido en 1967 en el hospital Santa Isabel de Hungría, puso ayer en conocimiento de la jueza todas las circunstancias que se produjeron en el nacimiento de la niña, unos hechos que han llevado a la familia a pensar que realmente el bebé no murió. Conde indicó que "he salido del juzgado con una buena impresión", aunque admitió que puede ser una dificultad que su hermana fuese enterrada en una fosa común, un hecho que la familia no comprende porque tenían su propia sepultura. "De cualquier forma, mi padre siempre nos dijo exactamente donde la enterraron". Conde explicó que en los archivos del hospital, donde han intentado recopilar documentación sobre el nacimiento del bebé, no consta en ningún momento que hubiese fallecido y en cambio aparece reflejado que su madre salió con la niña del centro hospitalario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios