Jerez

Urbanismo será contundente con la “expoliación” de la bodega en desuso de calle Pajarete

  • Incoa expediente disciplinario a los propietarios del casco bodeguero a los que se advirtió con antelación de que era un bien protegido

  • El delegado de Urbanismo asegura que actuaron con "alevosía" y da por hecho que habrá "sanción ejemplar"

Puerta lateral del complejo bodeguero entre las calles Conocedores y Pajarete. Puerta lateral del complejo bodeguero entre las calles Conocedores y Pajarete.

Puerta lateral del complejo bodeguero entre las calles Conocedores y Pajarete. / Pascual

Los técnicos de Disciplina Urbanística estaban pendientes de los posibles movimientos de los propietarios en el antiguo casco bodeguero en desuso ubicado entre las calles Conocedores y Pajarete donde la Policía Local intervino el sábado cuando procedían a desmantelar “piedra a piedra” la estructura de la bodega, vigas incluidas, para cargarlas en un camión situada junto a uno de los accesos.

Los agentes del 092 pusieron los hechos en conocimiento de Urbanismo, cuyo delegado José Antonio Díaz anuncia que se ha incoado expediente disciplinario, al tiempo que asegura que “se va a actuar con contundencia por una actuación irregular en un bien protegido que es patriminio de la ciudad”.

Según el responsable municipal de Urbanismo, los propietarios tendrán igualmente que restaurar la legalidad urbanística en esta finca protegida que estaba siendo “expoliada” y en la que “se han desmantelado por completo los techos y hasta los pilares”.

José Antonio Díaz afirma que “los dueños estaban advertidos de que es una finca catalogada que tiene sus limitaciones desde el punto de vista urbanístico”, toda vez que “el asunto viene de meses atrás, cuando al parecer los propietarios se personaron en Urbanismo para interesarse por la situación en la que se encontraba el casco bodeguero.

“Fueron a Urbanismo a preguntar y levantaron las sospechas de los técnicos”, asegura el teniente de alcaldesa, quien da por seguro que el expediente, al margen de la restauración del daño urbanístico ocasionado, derivará en una “sanción administrativa ejemplar” porque “actuaron con alevosía pensando que el fin de semana nadie se daría cuenta de lo que estaban haciendo”.

Lo que no sabían es que estaban bajo la estrecha vigilancia de Disciplina Urbanística, que a su vez puso sobre aviso a la Policía Local, cuyos agentes los sorprendieron con las manos en la masa, procediendo a la paralización del “expolio” y obligando a volver a depositar en el interior del casco bodeguero las piedras de los pilares y las vigas de los techos que, ya desmontadas, habían sido cargadas en el camión para llevárselas con destino incierto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios