Jerez

Vecinos de Gibalbín logran un minibús con aire acondicionado tras un plante

  • Amenazaron con no dejar salir de Las Angustias a un autobús de línea que llegó sin refrigeración

Momento en que los vecinos de Gibalbín y Torremelgarejo toman el autobús puesto ayer a su disposición. Momento en que los vecinos de Gibalbín y Torremelgarejo toman el autobús puesto ayer a su disposición.

Momento en que los vecinos de Gibalbín y Torremelgarejo toman el autobús puesto ayer a su disposición.

Vecinos de las barriadas rurales de Gibalbín y Torremelgarejo protagonizaron ayer un plante en la parada de autobuses de Las Angustias. Hacía ya cuatro días que viajaban hasta el centro de Jerez en un autobús sin aire acondicionado. Tras 'sobrevivir' a los dos días más calurosos del año (con temperaturas máximas de 43,2 y 43,5 grados el miércoles y el jueves respectivamente) ayer, viernes, decidieron hacer un plante. El vaso de la paciencia se había colmado. Se mostraron incluso dispuestos a no dejar salir al autobús de Linesur que cubre la ruta concentrándose ante el mismo hasta que no se les ofreciera un transporte con refrigeración.

Según informó a este medio el delegado de Alcaldía de Gibalbín, Rafael Pato, fueron él y la delegada de Torremelgarejo quienes se dirigieron a las cocheras de Linesur en la carretera de Sanlúcar y solicitaron de forma inmediata el libro de reclamaciones. El objetivo no era otro que dejar constancia del enfado de los vecinos de la barriada rural con este problema. La empresa reaccionó de forma inmediata y puso a disposición de los vecinos (entre los que se encontraban cuatro niños pequeños) un minibús de la marca Mercedes de 30 plazas con aire acondicionado, "que se ajusta perfectamente a nuestra necesidades", señaló el delegado.

Rafael Pato destacó que "la respuesta de la empresa ha sido muy positiva, así como la de la delegación municipal de Movilidad, que nos ha dado una solución satisfactoria". El autobús, que tenía prevista su salida a la una de la tarde, salió con un sensible retraso pero los vecinos, a fin de cuentas, pudieron hacer el viaje en condiciones aceptables. No en vano, el trayecto en cuestión dura unos 35 minutos en los que se recorre la treintena de kilómetros que separan Jerez de Gibalbín.

El delegado de Alcaldía de Gibalbín manifestó a este medio que "nuestra decisión se ha basado en que llevamos una semana sin aire en el autobús, pero es que anteriormente sucedió lo mismo: se estropeó a los cuatro días de que nos lo cambiaran y además cayó en plena ola de calor. La verdad es que Movilidad se ha movido con la empresa y nuestra intención de parar el autobús ha contado incluso con el apoyo de personal del Ayuntamiento".

Según Rafael Pato, en la actualidad un centenar de vecinos de Gibalbín y de Torremelgarejo usan a diario el autobús "para hacer compras o resolver asuntos en Jerez".

Los autobuses que conectan Gibalbín con Jerez salen a las siete y las nueve de la mañana y la una de la tarde, mientras que los que realizan el sentido inverso lo hacen a las ocho de la mañana, la una y las tres de la tarde.

"Me han dicho -concluía ayer Rafael Pato- que el autobús viene en perfecto estado. Lo parece... Ya veremos lo que dura".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios