Jerez

Las Viñas celebra su popular romería

  • La misa celebrada en La Merced fue un emotivo homenaje al Padre Jesús y el Ángelus se rezó en La Blanca Paloma

Más de 400 romeros, 100 caballos, 14 charrés y 14 carriolas participaron ayer en la Romería de las Viñas y acompañaron a la carreta de madera blanca de la Virgen de la Merced, exornada con piñas de uvas, margaritas y claveles en cántaros con los nombres de viñas jerezanas, como El Alijar, El Calvario y el Amarguillo, además de un crespón de luto en uno de los varales delanteros, en recuerdo del mercedario Jesús Fernández de la Puebla Viso, gran colaborador de la romería, a quien se le ha dedicado este año. A las nueve y media de la mañana, se celebró la multitudinaria Misa de Romeros, en la Basílica de Nuestra Señora de la Merced Coronada, oficiada por el comendador mercedario Felipe Ortuno. A continuación, la Asociación Hermandad Virgen de la Merced, con su hermano mayor Manuel Ferral al frente, emprendieron camino hacia la carretera de Trebujena, para vivir su primer rengue en La Blanca Paloma, donde se impusieron las medallas a los nuevos hermanos y hermanas, y donde se dan la mano las devociones de la Merced y el Rocío desde hace ya varios años. Precisamente en este espacio, el hermano mayor, agradeció a José Caballero, propietario del bodegón la Blanca Paloma y hermano de la Asociación Hermandad, "su extraordinaria acogida cada año y su especial sensibilidad al recibir con todos los honores a la Virgen de la Merced y a sus romeros".

El secretario general de La Merced, Jesús Bernabé, destacó en el transcurso del acto la visita de la delegada municipal de Participación, Miriam Alconchel, "a quien ya consideramos como una persona muy nuestra, porque viene a desearnos buen camino todos los años". También agradeció la asistencia del hermano mayor del Rocío Felipe Morenés en la Misa de Romeros y deseó mucha suerte a Asunción López, responsable de la Asociación Rociera de Guadalcacín, que la próxima primavera hará su primer camino del Rocío por Doñana. La comitiva romera emprendió camino poco después de la una de la tarde hacia el rengue de almuerzo, transitando por diferentes veredas y viñas jerezanas, para culminar la Romería por la tarde en la finca de su hermano mayor. Allí, todos los asistentes disfrutaron de una amena jornada de convivencia y devoción.

Por su parte, Alconchel expresó su felicitación a la Asociación Hermandad, "por su gran capacidad de convocatoria y el entusiasmo con el que celebran el final de la vendimia jerezana en un ambiente festivo abierto a las muchas personas que han acudido un año más a esta cita".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios