Tierradenadie

Vuelta a las andadas

Vuelta a las andadas Vuelta a las andadas

Vuelta a las andadas

Sánchez, que recriminaba a Rajoy afirmando tajantemente que "sin los Presupuestos Generales del Estado, la Ley más importante -decía- un Gobierno no puede gobernar y es inevitable la convocatoria de elecciones…", dice ahora que "seguirá en el Gobierno, a golpe de Decreto -algo antidemocrático, decía cuando no estaba en Moncloa- sin Presupuestos Generales…". En esta tónica, el presidente no electo se reunió con los sindicatos UGT y CCOO, a espaldas de la Patronal, para pactar la derogación parcial de la reforma laboral que nos ayudó a salir de la pasada crisis.

A más de la manifiesta deslealtad que supone actuar como árbitro vistiendo la camiseta de uno de los equipos que salen al campo -algo, por otra parte, más que habitual en Sánchez-, la intención del presidente que gobierna con el apoyo de los golpistas y los socios de los terroristas de ETA, supone entregar el poder a unos sindicatos que ya demostraron lo que hacían cuando lo tuvieron.

No me refiero a 'todos' los sindicatos, hablo de UGT y CCOO, de las formaciones que dilapidaron los recursos que aportamos entre todos, que enchufaron a amigotes, que gastaron en comilonas, mariscadas sin límite, viajes de lujo y relojes de 20.000 euros, que duplicaron y falsificaron facturas, que colaboraron en los 'EREs' andaluces, que ocultaron datos, abusaron de subvenciones, purgaron a disidentes, hicieron pagos en 'B'…, hablo de su participación en el 'fondo de reptiles' de la Junta, de sus obscenos y delictivos despilfarros; hablo de estos dos sindicatos, que en los últimos cuatro años han perdido más de 355.000 afiliados -el 21%-, y hablo de los responsables que permitieron que toda esta mierda sucediese y se mantuviese: Cándido Méndez, Ignacio Fernández Toxo, Pastrana…, de todos los que se fueron sin pedir perdón y sin rendir cuentas por sus execrables mezquindades, se fueron 'de rositas', como si aquí no hubiese pasado nada, y hablo también de los que han permitido que a toda esa ralea se le haya consentido 'pasar página', despedirse con un: "hasta luego, Lucas…", "si te he visto… no me acuerdo", simplemente con la sustitución de los que debieran haber respondido por una trayectoria tan nauseabunda y vomitiva, por otros nuevos: "Aquí paz y después Gloria…".

En este contexto, y con estos antecedentes, Sánchez 'Falconeti' -como alguien lo ha apodado por su afición a ir al aseo en avión oficial pagado por nosotros-, decide regalar a quien no ha pagado por sus desmanes ni demostrado regeneración constatable, ni ná de ná; la reposición del poder del que tan 'buen uso' hicieron…, para beneficio de los trabajadores, sin duda.

La primacía del Convenio Sectorial sobre el de Empresa y la aplicación del convenio vigente, sin límite temporal, hasta que se alcance uno nuevo -dos de los cambios de la reforma laboral con los que el 'presidente' va a obsequiar por Navidades a sus amigos, para que no le alboroten las calles-, el único propósito que tienen es dar más poder a unos sindicatos cuya reciente trayectoria, la de los dos de los que les hablo al menos, les hace merecedores de todo lo contrario. Son las tristes consecuencias de tener al frente de la nación a un prepotente vanidoso al que sólo importan la poltrona y sus prebendas.

Lo malo de desentenderse de la política es que se posibilita que lleguen a ella los que nunca debieran haber llegado. La indiferencia de un gran número de ciudadanos por ejercer su derecho al voto, permite que cualquier advenedizo alcance cuotas de poder inimaginables.

Asumir que la Ley Electoral siga como está, consintiendo que nos gobiernen -utilizando sus influencias- minorías nacionalistas, independentistas o terroristas; aceptando que las listas sean 'cerradas' para que los 'políticos' de turno pongan en ella a quien les de la real gana por el único 'mérito' de ser hermano, prima, marido, esposa o suegro de fulanito, de tener carnet del partido, o de haber hecho en su día un favor a menganito; permitiendo que el voto de un gerundense -de Gerona- o de un donostiarra -de San Sebastián- valga lo mismo que lo que supone el voto de tres andaluces…, tiene estas cosas, trae consecuencias como que un 'Sánchez' cualquiera tenga nuestro destino en sus manos, que se lo pueda ceder a quien a él -sólo a él- interese, o que negocie con él -con nuestro destino- con quien a él -sólo a él- convenga. Es 'lo torpe' de la condición humana, "el tropezar, una vez más, con la misma piedra"; la "vuelta de la burra al trigo" y el "dale bolo, Manolo", es, "como el tonto y la linde, la linde se acaba pero el tonto sigue…", "erre que erre", y… vuelta a las andadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios