Educación

Vuelta a clase 179 días después

  • Unos dieciocho mil alumnos comienzan hoy un curso escolar marcado por las medidas sanitarias anti-Covid

  • Accesos restringidos, mascarillas, hidrogeles se convertirán en compañeros de viaje del alumnado este año

Una joven estudiante prepara la maleta con hidrogel y mascarilla. Una joven estudiante prepara la maleta con hidrogel y mascarilla.

Una joven estudiante prepara la maleta con hidrogel y mascarilla. / Manuel Aranda

Ciento setenta y nueve días después, las puertas de los distintos centros educativos de la ciudad, de Infantil, Primaria yEducación Especial se abrirán de nuevo para acoger al alumnado que no pisa su colegio desde el pasado 13 de marzo. Atrás quedó un histórico confinamiento y un cambio sustancial en la manera de entender la educación, todo a consecuencia del Covid-19, un virus que más de seis meses después sigue ahí y amenaza nuevamente al desarrollo del sistema educativo nacional.

Pese a todo el tiempo transcurrido, la palabra incertidumbre es la que sobrevuela a día de hoy este regreso a las aulas, pues tanto los docentes como los padres y las madres coinciden en que las medidas para este inicio escolar no son las idóneas, más si cabe después de haber tenido tanto tiempo para preparar la vuelta.

La Consejería ha delegado la responsabilidad a los equipos directivos que con circulares y protocolos a diestro y siniestro durante el último mes y medio, han tenido que readaptar, dentro de sus escasas posibilidades, sus centros.

Con este panorama, es decir, sin la anhelada bajada de ratio, y con un refuerzo docente que en Jerez implica, tal y como confirmaron el pasado martes desde la delegación territorial, apenas 45 maestros, arranca el que puede ser el curso con más incógnitas de la historia.

En los últimos días, los colegios han informado a las familias del protocolo a seguir para estos primeros días de clase, al menos en el tradicional periodo de adaptación, ahora denominado ‘días de acogida’ (que se extiende hasta el martes) que en este caso será más necesario que nunca tras esa ausencia comentada de las aulas de más de seis meses.

De esta forma, los accesos y las salidas a los centros serán desde hoy una de las grandes novedades, ya que los que pueden permitírselo han preparado diversas entradas en función del curso o nivel educativo del alumnado, y los que no apelan a una de las últimas circulares de la Consejería en la que permite la flexibilidad horaria. Así, la entrada y la salida desde hoy será escalonada en la mayoría de colegios, sobre todo en los que cuentan con un mayor número de alumnos.

Dentro de esos accesos destacarán las señalizaciones que cada centro ha llevado a cabo para evitar aglomeraciones. Unos han pintado el suelo con flechas e indicaciones continuas, mientras que en otros casos el vallado será a partir de ahora un elemento más en los propios centros.

Además, el alumnado mayor de seis años deberá acudir a su centro educativo con su mascarilla, una puesta y otra de repuesto, si bien muchos centros han hecho acopio de material por si fuera necesario. Evitar compartir material entre el alumnado será otra de las premisas de este inicio de curso, donde se recomienda también a los pequeños llevar de casa una botella de agua para consumo personal, ya que en muchos centros se ha optado por eliminar las fuentes.

A la hora de establecer un protocolo para las salidas al patio, los equipos directivos han hecho auténticos puzzles para tratar de evitar aglomeraciones. Así, en muchos centros se va a optar por los denominados grupos de convivencia, como recomienda la Consejería, de tal forma que el contacto diario de los alumnos se limitará a su propia clase. Esto quedará reflejado en los recreos, ya que algunos colegios han optado por acotar zonas y escalonarlos para conseguir una mayor seguridad.

Aula matinal y comedor

El aula matinal y el comedor no arrancarán hasta el próximo miércoles, una vez que finalicen los citados cuatro días de acogida. Desde la Flampa se ha informado que en algunos centros las empresas concesionarias de estos servicios apenas han aportado detalles, por lo que existe preocupación entre las familias.

En los centros, no obstante, se está intentando adaptar las habituales instalaciones de comedor a espacios más grandes. De esta forma, en algunos colegios de la ciudad se ha instalado el comedor en los gimnasios y en otros se han habilitado salas para repartir los servicios. De cualquier forma, las expectivas en cuanto a alfuencia a comedores parece que serán reducidas por el miedo al covid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios