Jerez

El Zoobotánico inicia este mes el recuento de la colonia de cigüeñas blancas

  • Desde el mirador se puede observar detenidamente varias parejas de estos ejemplares

Varias cigüeñas que se pueden ver desde el mirador del Zoobotánico. Varias cigüeñas que se pueden ver desde el mirador del Zoobotánico.

Varias cigüeñas que se pueden ver desde el mirador del Zoobotánico. / Miguel Ángel González

El Zoobotánico iniciará en los próximos días el control anual de la colonia de cigüeñas blancas en los jardines de sus instalaciones. Se analiza el éxito reproductor de la colonia y su evolución a través de los años, unos estudios de una gran importancia al tratarse de animales en libertad, de hábitos migratorios y muy sensible a los cambios del entorno.

Actualmente, se estima que en los jardines del Zoobotánico existen unos 30 nidos ocupados con una media de crías de 1,5 por nido. En un año agrícola como el actual con ausencia de lluvias se reducen el número de crías por nido. En años lluviosos la media por nido supera a las 2,5, mientras que en los años secos la media tiende a acercarse a 1,5.

De hecho, en el último estudio publicado por el departamento técnico del Zoobotánico en la revista de la Sociedad Gaditana de Historia Natural constata que de 2014 a 2016, tres temporadas secas, se registró un éxito reproductor de alrededor de 1,8 pollos por nido y año.

Gracias a estos estudios se ha podido comprobar como la población estuvo a punto de desaparecer en el año 1985, año en el que se registró un único nido. Pero desde ese momento, su número ha mostrado una tendencia al alza de manera paulatina y constante hasta la actualidad, pasándose de un nido a la treintena en los últimos 34 años. Estos estudios cobran más importancia si cabe en la actualidad en la lucha contra los efectos del cambio climático sobre la conservación de la biodiversidad de la zona.

Mirador de cigüeñas

Toda persona que visite las instalaciones del Zoo puede observar detenidamente el comportamiento de las cigüeñas y sus crías desde el mirador instalado junto al Depósito de Aguas de Tempul. El Zoobotánico recomienda traer prismáticos para poder comprobar de cerca y de primera mano el estado de las crías y cómo es el trabajo diario de la pareja de cigüeñas en la búsqueda de agua y comida.

Esta frenética actividad que dura la primavera y el verano constituye uno de los grandes atractivos del Zoo y ofrece enormes posibilidades para la observación y estudios de estas aves, tan cercanas al ser humano y a la vez tan desconocida por el gran público. El mirador de las cigüeñas permite a las personas que nos visitan iniciarse en una actividad tan apasionante como la observación de las aves.

Un espacio ideal

La vegetación presente en los jardines de Zoobotánico sirve a la cigüeña blanca para ubicar sus nidos en la copa de los árboles o en las ramas más gruesas de los árboles de mayor altura como el cedro del Himalaya o el eucalipto rojo. Igualmente, las parejas de cigüeñas están utilizando en su proceso de cría plataformas artificiales ubicadas en lo alto de postes, colocados para este fin reproductivo, o el techo de algunas instalaciones de animales del zoo como las pajareras.

Las parejas retornan a su colonia en torno al mes de noviembre y permanecen en ella hasta el mes de julio, por lo que el mes de junio se presenta como ideal para la observación y estudio del número de ejemplares y su éxito reproductivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios