Jerez

El acusado del crimen de calle Fate sale en libertad tras el veredicto del jurado

  • Las acusaciones esperarán a la redacción de la sentencia para decidir si recurren

José María P.S., en uno de sus traslados a Jerez en condición de recluso. José María P.S., en uno de sus traslados a Jerez en condición de recluso.

José María P.S., en uno de sus traslados a Jerez en condición de recluso. / vanesa lobo

José María P. S., que el pasado lunes fue declarado inocente del crimen de la calle Fate por el veredicto de un tribunal popular, salió ayer en libertad del complejo penitenciario de El Puerto donde se encontraba en condición de trasladado con motivo de la celebración del juicio. Según pudo saber este medio familiares directos del hasta entonces recluso fueron los encargados de recogerle y trasladarle a la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid donde tiene establecida su residencia.

Por el momento, tanto la acusación particular, ejercida por el abogado César Barrado, como el ministerio público esperarán una semana antes de decidir si elevan, o no, recursos ante el Tribunal Supremo, que es el órgano ante el que deben verse las sentencias emitidas por los magistrados de la Audiencias Provinciales. Cabe destacar que, hasta el momento, lo que se ha emitido es un veredicto, el decir, una decisión de nueve mujeres y hombres miembros de un jurado al respecto de los que hechos que acontecieron en la calle Fate hace ahora nueve años.

Familiares del ya ex recluso viajaron a El Puerto para llevarle a Madrid

Con dichos 'mimbres' deberá redactar la magistrada su sentencia. Una vez sea pública las partes en contra de la misma se posicionarán. Se espera que la redacción de la misma se produzca en una semana o poco más.

Fuentes del ministerio público sondeadas por este periódico destacaron que "uno de los principales factores que se tendrán en cuenta será comprobar si las consideraciones que llevan a los jurados a adoptar su posición se ajustan a derecho". Si no fuera así, el recurso sería obligado ante instancias superiores.

Tal y como ya informara este medio los nueve miembros del jurado popular consideraron que el acusado no viajó de Madrid a Jerez con intención de matar a quien por entonces era su amigo y viejo compañero de correrías en asaltos a bancos utilizando la fuerza en las cosas, no en las personas. Es decir se trataba de ladrones que actuaban de noche taladrando cuantas paredes fueran necesarias hasta dar con una 'suculenta' caja fuerte.

Igualmente, los miembros del tribunal popular consideraron que el arma homicida era propiedad de la víctima, así como que los hechos se circunscriben en el marco de un forcejeo para evitar que el fallecido se pegar un tiro con una pistola del calibre 45 de la marca 'Llama' cuando el finado tenía la intención se suicidarse. Cabe apuntar que este extremo ya lo había anunciado el fallecido a personas cercanas en numerosas ocasiones. Los problemas psiquiátricos de la víctimas quedaron suficientemente determinados. Para el jurado, como informó ayer este medio, no hubo base para sostener una condena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios