Jerez

El ‘agresor del bolígrafo’ acaba en prisión con cinco heridos a sus espaldas

  • La autoridad judicial decreta su ingreso en la cárcel de forma comunicada y sin posibilidad de que pueda solicitar una fianza

Tal y como ya adelantara este medio de comunicación, agentes de la Policía Nacional con el apoyo de vigilantes de seguridad del Hospital Universitario del SAS en Jerez detuvieron a joven de 19 años como presunto autor de un delito de atentado contra funcionario público. El detenido agredió a una enfermera cuando le estaba realizando la asistencia sanitaria en el interior de la zona de urgencias del complejo hospitalario. Tras ser detenido, durante la toma de declaración agredió a los agentes y a su propio abogado defensor. Por todo ello la Autoridad Judicial decretó su ingreso en prisión.

Los primeros hechos, informó ayer la Policía Nacional, ocurrieron sobre las 15,15 horas de la tarde del 15 de enero cuando el sujeto se presentó en el área de Urgencias solicitando ser asistido de forma inmediata. Una enfermera se dispuso a tomar la temperatura al paciente cuando este reaccionó con extrema agresividad agarrándola fuertemente del pelo acercándola hacia él. Acto seguido lanzó una serie de puñetazos contra su rostro y cabeza logrando que la enfermera cayera finalmente al suelo donde siguió golpeándola hasta que instantes más tarde accedieron al box médico varios vigilantes del servicio de seguridad de Hospital que retuvieron al paciente hasta la llegada de los agentes de la Policía Nacional.

La Policía informa que agredió a una enfermera, a su abogado y a 3 agentes

Hasta la zona se desplazaron de forma urgente varias dotaciones de la Policía Nacional quienes encontraron al sujeto en un alto grado de agresividad. Los agentes comprobaron lo sucedido recabando las declaraciones de los vigilantes y los testigos así como de la afectada quién se encontraba siendo atendida por sus propios compañeros de las contusiones y hematomas que presentaba en cabeza, torso y cuello y del estado de ansiedad provocado por la violencia inesperada de lo acontecido.

El individuo que mantuvo en todo momento su actitud agresiva contra los policías y los vigilantes fue detenido como presunto responsable de un delito de atentado contra funcionario público en el ejercicio de sus funciones y trasladado hasta la comisaría de Jerez donde ingresó en calabozos.

Fue al día siguiente, es decir en la mañana de 16 de enero, cuando fue trasladado a la oficina de denuncias y atención al Ciudadano de la comisaría de Jerez para realizar el trámite ordinario de toma de declaración y entrevista con su abogado, siendo en este caso un letrado perteneciente al turno de oficio de lo penal, cuando tras negarse a declarar, se abalanzó contra el abogado sujetándolo por el cuello y trató de clavarle el bolígrafo en el cuello, tres de los policías que estaban en el despacho debido a la peligrosidad del sujeto se abalanzaron contra el mismo que presentaba un enorme grado de violencia y agresividad, destacó la Policía Nacional.

Los agentes con ayuda de más compañeros, el detenido fue reducido en la misma oficina. El abogado defensor sufrió una herida incisa en una de sus manos y en la espalda. Tres agentes han sufrido hematomas, contusiones en el rostro, cortes en sus manos, uno de ellos un esguince grado dos en su mano izquierda y un tercero ha sufrido la rotura de uno de los huesos de la mano derecha.

Debido a estos hechos el sujeto ha sido imputado nuevos delitos de lesiones y atentado contra agentes de la autoridad, siendo de nuevo ingresado en calabozos hasta que fue trasladado con medidas de seguridad adicionales hasta la sede de los Juzgados de Instrucción donde la Autoridad Judicial decretó su ingreso inmediato en prisión comunicada y sin fianza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios