Jerez

El agua de lluvia anegó la ciudad

  • No hubo zona de Jerez que se librara de la tromba · Un aguacero de 20 litros en treinta minutos a primera hora fue el prólogo a una mañana de locos · Un día de niños sin 'cole', sótanos inundados y coches parados

Comentarios 2

El temporal de lluvia provocó que Jerez debiera enfrentarse ayer a un enemigo, que si no desconocido, ciertamente sí que hacía mucho tiempo que no la visitaba de esta forma. Calles anegadas, avenidas convertidas en ríos, casas que casi carecían de techo (como lo oyen) anegadas... Un lío.

Rehabilitación anegada

Pocos jerezanos podían imaginar que abril traería tanta agua. Menos aún los trabajadores de las empresas que trabajan para el Programa de Rehabilitación Autonómica de la Junta devolviendo el esplendor a viejos bloques. Restituyendo el techo estaban cuando llegó el chaparrón, que anegó viviendas, huecos de escalera y descansillos en el bloque 3 de la calle Consolación de la popular barriada de La Asunción.

líos en colegios

Los alumnos del colegio Jesús María- La Asunción que entraron a las ocho de la mañana debieron hacerlo por la puerta trasera ya que la principal era impracticable por el agua acumulada. También hubo serios problemas en los colegios San Juan de Dios (donde 150 alumnos se quedaron sin clases. Hoy podría repetirse la situación), La Unión y San José Obrero, donde hubo caos de tráfico.

un río llamado chapín

La zona de Chapín fue un río en toda regla. Más que nada porque las alcantarillas, en vez de tomar agua, hacían justamente lo contrario: la expulsaban. El color amarillento de la misma dejaba bien a las claras que el 'cono de recepción' de semejante torrente urbano estaba en los campos de albero anexos a Chapín.

accidente en icovesa

Daniel Pichardo, un jerezano de 30 años, se llevó ayer uno de los mayores sustos de su vida cuando se disponía a ir a trabajar. Cuando circulaba por la avenida del Amontillado, a eso de las 7,30 horas, su coche se metió en un socavón formado a la altura de colegio Lora Tamayo. La parte frontal y lateral del copiloto ha quedado muy dañada y él lleva ahora mismo puesto un collarín porque se ha fastidiado las cervicales. Otros dos conductores acabaron en ese mismo socavón poco después. La semana pasada los bomberos repararon en la barriada Icovesa uno de los dos agujeros de la calzada que ayer se volvió a abrir de nuevo.

Sótanos inundados

Los sótanos se llevaron la peor parte durante el temporal de lluvias. La intensidad de las precipitaciones fue tal que los sumideros de los mismos no pudieron asumir el volumen de agua que se les venía encima. Uno de los peores episodios se vivió en la recién entregada urbanización 'Entre Parques', en la avenida de Europa. Los trasteros, que en muchos casos estaban repletos de ropas de hogar: sábanas, mantas, toallas... quedaron anegados. Muchas pertenencias, según los vecinos, se echaron a perder.

20 litros en media hora

La primera actuación de los bomberos se produjo a las 7,36 horas de la mañana. Fue poco después de que la borrasca descargara unos veinte litros de agua de lluvia en apenas media hora, todo ello en mitad de una tormenta eléctrica que provocó retrasos en la entrada a los trabajos. Tras esta actuación vendría una veintena más de salidas de todo tipo en las que el agua fue la principal protagonista.

clásicos del centro

La calzada de la calle Porvera llegó a acumular tal volumen de lluvia que el agua orillaba en las mismas aceras. Hubo algún caso de contenedor flotante. Los comercios del centro, vistas las previsiones, no dudaron un segundo en colocar protecciones ante sus puertas. Pese a ello, comercios de la calle Honda fueron los más afectados. La Rotonda de los Casinos, en cuyas inmediaciones se ubica este medio de comunicación, vio de nuevo cómo el agua subía hasta casi alcanzar la fuente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios