Jerez

La alcaldesa asegura que es Urbanos Amarillos quien debe dinero a Jerez

  • Pelayo dice sobre Zahav que "aún no han demostrado nada en cinco años" y que el Ayuntamiento "no da cheques en blanco"

"A estas alturas, y según las liquidaciones periódicas que se realizan, es Urbanos Amarillos quien le debe dinero a Jerez y no al revés". De esta forma la alcaldesa, María José García-Pelayo, respondió ayer a la última denuncia del PSOE en la que hizo referencia a la concesión de los autobuses urbanos y su intrahistoria hasta que el Ayuntamiento decidió quedarse con el servicio y dejar al pairo a la concesionaria que la ex alcaldesa Pilar Sánchez se buscó a última hora. Estas declaraciones se realizaron en el contexto de un encuentro con el subdelegado del Gobierno, Javier de Torre, y el diputado nacional Aurelio Romero, en el que se analizó el estado de las inversiones que el Estado lleva a cabo en la ciudad.

El grupo municipal del PSOE vino a decir que el Ayuntamiento se inventó tras el secuestro de la concesión unas sanciones para evitar, de esta forma, abonar a Urbanos Amarillos el montante de un aval que no se podía pagar. Que Urbanos Amarillos es una empresa que ha solventado muchas 'papeletas' a la Junta de Andalucía en lo que a transporte público se refiere es público y notorio. En base a ello la regidora jerezana se preguntó en público por "la relación que tiene el PSOE con Urbanos Amarillos. Son los únicos que apoyan a esa empresa", destacó en sus palabras a la prensa. Así, sacó a colación el hecho de que tras permitirse la salida de Cojetusa de la ciudad (algo que los sectores económicos de Jerez califican como uno de los mayores despropósitos de Pilar Sánchez) se buscara a apenas unos meses de las elecciones a Urbanos Amarillos. La relación, a la vista queda, no prosperó, pasándose de un prematuro noviazgo a un sonoro divorcio. Pelayo certifica que a la antigua concesionaria "se le han pagado los gastos de la Seguridad Social, de Hacienda (por un importe de 2,8 millones de euros) y hasta los salarios de los trabajadores...", que alcanzan los 706.000 euros. Es por ello que vino a repetir lo ya señalado: "Más que deberle a Urbanos es Urbanos quien le debe a Jerez. Pese a todo, ya se vera cuando haya que hacer cuentas", vino a reseñar la primera edil no sin antes apostillar que "ahora mismo, ellos le deben a Jerez".

Abundó García-Pelayo en la forma de hacer política de los socialistas, a los que acusa "de zancadillear no al Ayuntamiento sino a la ciudad", "encontrando trapos sucios donde no los hay". "Lo que les pedimos -adujo- es que nos dejen trabajar para solucionar los problemas que ellos dejaron en esta ciudad". "Cuando hagamos las cuentas se verá el estado de las mismas, comprobándose que se acabaron los apaños y los desvíos de fondos", en clara relación al procesamiento de la ex alcaldesa Pilar Sánchez, cuya sentencia aún está pendiente de hacerse pública.

En otro orden de cosas, la regidora disertó sobre el último ofrecimiento de Zahav, deseosa de reemprender una actividad (fabricación de automóviles) que en su momento levantó expectación y que acabó siendo un bluf de considerables dimensiones. A este respeto, García-Pelayo vino a decir que "Zahav nos ha defraudado a todos". Recordó que el próximo mes de diciembre ambas partes (Ayuntamiento y empresa) dirimirán sus diferencias en sede judicial. "Aquí -dijo de toma taxativa- no damos cheques en blanco absolutamente a nadie. Zahav tendría que demostrar que viene en serio y eso no lo he visto aún pese a que han tenido cinco años para hacerlo. Y miren ustedes -dijo- que nos hubiese gustado. Este ayuntamiento nunca será un impedimento para crear empleo pero repito que no damos cheques en blanco".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios