Sucedió en Jerez

Seis años de abandono con las obras paradas

  • En noviembre de 2011 este medio publicaba un reportaje sobre Santiago tras once años de su cierre y las obras paradas sine die

Estado de la puerta lateral del templo en noviembre de 2011.

Estado de la puerta lateral del templo en noviembre de 2011. / Archivo

En el mes de julio de 2016 se reabrió la iglesia de Santiago después de 14 meses de obras y de casi doce años de clausura, desde que en abril de 2005 se decidiera su cierre tras unos desprendimientos que no fueron más que un serio aviso del mal estado en el que se encontraba el histórico edificio.

En el mes de noviembre de 2011, Diario de Jerez entraba en el templo para comprobar el estado en el que se encontraba tras la paralización de unas obras por parte de la Junta de Andalucía cuyo reinicio quedó el aire, es decir, no se sabía para cuándo podrían retomarse.

La Junta no se ponía fecha y la única pista se localizó en los presupuestos para 2012 donde se incluyó una partida para tal fin. Entre tanto, el tiempo pasaba y la situación de la iglesia no hacía más que empeorar en sus importantes daños, unos problemas que no tenían una fácil solución.

Se realizaron estudios que desvelaron un importante problema estructural. En aquella visita, cuatro años antes del reinicio de los trabajos, los mudos testigos de que algo se había hecho e el interior eran un sistema de andamiaje soportando el peso de columnas y arcos así como algún que otro instrumental de albañilería. Por lo demás mucho polvo y silencio de máquinas y obreros.

Recordar que el templo estaba cercado por fuera con una valla. El reportaje se realizó un día de lluvia que dejaba ver las goteras que caían sobre el maltrecho suelo. Entonces, el recordado sacerdote Pedro de la Herrán, párroco de Santiago, dijo que se había planteado retomar la plataforma a favor de la restauración del templo “a pesar de que la Junta nos dijo que no hacía falta pedir dinero porque lo iba a pagar todo”. Finalmente no pagó nada más. En febrero de 2016 se reiniciaron las obras a cargo del obispado con ayuda municipal. En julio 2016 se reabrió con un extenso programa de actos.

Numeroso público tras el vallado observando la exhibición de dos moteros. Numeroso público tras el vallado observando la exhibición de dos moteros.

Numeroso público tras el vallado observando la exhibición de dos moteros. / Archivo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios