DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Diócesis de Asidonia-Jerez

Las iglesias recibieron la fe depositada por cientos de jerezanos

  • Las parroquias y templos conventuales de la ciudad abrieron sus puertas tras la entrada en la fase 1 de la provincia de Cádiz

Ayer lunes, la provincia de Cádiz entraba en la fase 1 de la desescalada tras muchas jornadas de confinamiento por parte de la población como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Este nuevo paso de cara la normalidad daba luz verde a la apertura de los templos en la Diócesis de Asidonia-Jerez. Por tanto, la una gran mayoría de iglesias y parroquias abrían sus puertas para recibir a fieles y devotos. Se trataba de llevar adelante la normalización del culto divino en estos espacios dedicados a la oración.

Por parte de muchos sacerdotes y religiosos, el salto era a lo desconocido. No se sabría calibrar al detalle cuántas personas serían llamadas a visitar las iglesias en esta primera jornada de fase 1. Jerezanos que acuden al amparo de la oración, de la celebración de la Eucaristía o simplemente para acudir ante las imágenes de su devoción.

Una gran mayoría de templos abrían por la tarde para la celebración de la misa vespertina. Sin embargo, el santuario diocesano de San Lucas, como todos los lunes del año, desplegaba sus puertas a primera hora de la mañana. En la nave del Evangelio se encontraban el paso del crucificado de la Salud y el palio de Nuestra Señora de los Dolores. “A primera hora han venido menos personas —afirmaba el hermano mayor, Feliciano Pérez de Azpillaga—. Es normal si tenemos en cuenta que los niños no van al colegio. Es costumbre de muchas madres venir a San Lucas tras dejar a los hijos en los centros. Por tanto, la afluencia ha llegado por la tarde con más personas. En cualquier caso, durante todo el día ha habido chorreo de personas sin que hayamos tenido muchos problemas con el aforo”. En San Lucas, un tercio del aforo corresponde a 35 personas.

La tarde ha sido en términos generales tranquila. Fieles para recobrar la costumbre de la celebración de la Eucaristía pero sin grandes aglomeraciones.

Todo hace indicar que serán los sábados y domingo —con el cumplimiento del precepto— cuando habrá un elevado número de creyentes en las iglesias. Durante la jornada de ayer, las aperturas funcionaron con total normalidad y sin apenas incidentes que sean destacables. El Pueblo de Dios inundó de fe las iglesias de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios