Ciudad

El arreglo del acerado en las calles Pollo y Vicario se iniciará el próximo noviembre

  • Las obras durarán un máximo de cuatro meses

EUn momento de la reunión de la alcaldesa y José Antonio Díaz con vecinos de la asociación de San Miguel. EUn momento de la reunión de la alcaldesa y José Antonio Díaz con vecinos de la asociación de San Miguel.

EUn momento de la reunión de la alcaldesa y José Antonio Díaz con vecinos de la asociación de San Miguel.

Comentarios 0

El Ayuntamiento actuará en la renovación del pavimento del acerado de las céntricas calles Pollo y Vicario a través del Plan PFEA de Diputación y bajo supervisión técnica de la tenencia de alcaldía de Urbanismo, Medio Ambiente e Infraestructuras, que ostenta José Antonio Díaz.

Las obras comenzarán en noviembre y tendrán, como máximo, cuatro meses de ejecución. Se atenderá así la petición de los colectivos vecinales del arreglo de estas dos calles tanto a efectos de movilidad peatonal como de paso más fluido para los vehículos.

Díaz destaca que "somos conscientes de que se requiere una solución a estos acerados que son estrechos y que, además, presentan alteraciones, lo que dificulta el paso sobre todo de las personas mayores. De ahí que vayamos a actuar con una nueva pavimentación más firme y estable". Se trata de dos calles céntricas, seguidas una de otra, y que tienen destino hacia plaza del Carbón desde Cruz Vieja en el barrio de San Miguel. El tráfico que soportan a diario es notable como vía de salida hacia Ronda Muleros.

En este sentido, se dará una solución estable con un pavimento más resistente en el acerado, con la rebaja de la cota de bordillo para mejorar la accesibilidad.El presupuesto es de 154.000 euros englobado en la actuación de reforma de acerados de la avenida Tomás García Figueras, que igualmente comenzará en noviembre mediante el Plan PFEA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios