Jerez

Los autónomos instan a los sindicatos a que pidan disculpas

  • Lorenzo Amor: "Aquellos que vulneran los derechos constitucionales no pueden defender a los trabajadores"

Lorenzo Amor, presidente de la asociación nacional de autónomos ATA, criticó ayer de una forma especialmente dura los efectos de la huelga general que tuvo lugar en España el pasado miércoles. Amor, que se caracteriza por ser especialmente ácido en sus críticas, señaló a este medio que "el 29-S no ha sido otra cosa que una nueva vulneración flagrante de los derechos fundamentales de los trabajadores".

Grosso modo, Lorenzo Amor señaló que "la huelga general ha sido un fracaso y su inutilidad ha quedado absolutamente patente. La huelga no valía para nada y, tal y como se esperaba, así ha sido". Para Amor, semejante protesta no ha tenido efecto alguno sobre la política del Gobierno pero "sí lo ha tenido a la hora de reflejar, de dejar claro de una forma absolutamente patente, la soledad de los sindicatos y su distanciamiento respecto a la sociedad". Para el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) "las centrales sindicales tienen un grave problema y es que "hablan otro idioma".

El representante de los autónomos españoles exigió ayer a los sindicatos que "pidan disculpas a la sociedad por la actitud antidemocrática que algunos piquetes tuvieron con los ciudadanos no respetando el derecho al trabajo que les acoge". Para Lorenzo Amor, todo lo acontecido durante la jornada de huelga pone de manifiesto una curiosa e ininteligible paradoja: "No pueden defender los derechos sociales aquellos que se dedican a vulnerar los derechos fundamentales básicos democráticos y constitucionales de los ciudadanos. Ayer (por el pasado jueves) fue exactamente eso lo que se produjo".

A nivel local, el presidente de ATA (asociación que cuenta con sede en Jerez) destacó que "el hecho de que los sindicatos de una ciudad que tiene 20.000 parados tan sólo sean capaces de poner en las calles una manifestación con el apoyo de 2.000 personas refleja bien a las claras el fracaso de la movilización. Si yo fuera el secretario local de Comisiones Obreras o el comarcal de la UGT le puedo asegurar que hoy ya estaría en mi casa".

Uno de los aspectos que menos entiende Amor estriba en que "se sea capaz de calificar de éxito una huelga con los referidos datos. Vuelvo a repetir que todo ello tan sólo viene a reflejar el enorme distanciamiento respecto a la realidad que padecen los sindicatos en la actualidad".

Otro de los extremos que pone sobre la mesa el presidente de ATA es que "hay que plantear ya una Ley de huelga que vele por los derechos de los ciudadanos, que son los grandes perjudicados en este tipo de situaciones". A modo de ejemplo, Amor apunta que "cuando se celebran unas elecciones en nuestro país hay una jornada de reflexión. Nadie es capaz de imaginarse a los partidos en la puerta de los colegios electorales informando acerca del programa. ¡Qué puñetas pintan los piquetes en las puerta de los comercios! Y me pregunto, ¿qué hubiera sido de la huelga sin los piquetes informativos? Lo que digo no es más que mi valoración, que es la de muchísima gente. La huelga general ha sido un fracaso en toda regla, algo que no lo digo yo, sino que lo ha reflejado claramente la prensa nacional. Lo conseguido con la huelga ya se puede ver en unos Presupuestos del Estado con menor carga social. Lo único que sube son las pensiones . Las mínimas suben un 1% cuando otros años han subido entre el 5 y el 6%", concluyó Lorenzo Amor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios