Jerez

La azucarera del Guadalete despide una campaña "mejor de lo esperado"

  • La producción final en la fábrica jerezana supera las 316.000 toneladas gracias al buen rendimiento del cultivo en un año difícil

La azucarera del Guadalete echó el domingo por la noche el cierre a la campaña de la zona sur con la recepción y molturación de las últimas entregas de remolacha hasta completar las 316.357 toneladas del cultivo. La campaña más corta en la historia de la fábrica jerezana, un 30% menos que la anterior por el abandono del cultivo y las condiciones meteorológicas adversas durante las siembras, se salda sin embargo con más producción de la inicialmente prevista por el alto rendimiento del cultivo, según confirmaron fuentes de la compañía y de los productores.

Miguel Sanromán, jefe de cultivos de la planta, calificó de "excelente" el resultado de la campaña, en la que el cultivo repite riqueza en azúcar con 17,57 grados de polarización. Las intensas lluvias registradas en la zona en octubre y noviembre imposibilitaron las siembras a muchos agricultores, mientras que los que sembraron tras las lluvias han logrado una producción "bastante interesante", en la que ha sido una de las mejores campañas, con unos rendimientos medios de 76 toneladas por hectárea, explicó Sanromán, quien puntualizó que en secano el rendimiento se reduce a 56 toneladas.

A su juicio, la imposibilidad de sembrar parte de los campos impedirá a Andalucía este año llegar a la cuota de azúcar asignada (77.495 toneladas) tras molturar toda la raíz, pero el balance final es "bueno". Hasta marzo había pesimismo en el sector sobre los resultados, pero a partir de ahí la situación "dio un vuelco" y finalmente "ha dejado buen sabor de boca", gracias en parte a las buenas prácticas agronómicas, de riego y control sanitario, que han realizado los remolacheros en el tramo final, significó el jefe de cultivos de la fábrica.

En representación de los agricultores, el presidente del Grupo Remolachero de Cádiz, José Manuel Díez Pemartín, explicó que el sector sale airoso de lo que se pensaba iba a ser una "campaña desastrosa", con apenas 280.000 toneladas de aforo previsto, pero al final "se han superado las expectativas" al rebasarse las 316.000 toneladas por el "buen rendimiento" del cultivo.

Pero lo realmente destacado en la campaña que ahora concluye es el acuerdo alcanzado en la mesa zonal entre la industria y las organizaciones de productores (Asaja, Coag, UPA y Confederación de Remolacheros), subrayó Díez Pemartín, quien recordó que gracias a las condiciones de contratación del cultivo, el año que viene se alcanzarán las hectáreas necesarias para que la fábrica sea viable, unas 8.500 hectáreas que suponen el doble de las sembradas esta campaña.

Por los primeros sondeos realizados entre los cultivadores, el presidente del Grupo Remolachero de Cádiz cree que se alcanzarán las hectáreas necesarias en la zona sur sin problemas, extremo con el que coincide el responsable de UPA-Andalucía, Juan Sánchez, ya que a los 46 euros percibidos por el remolachero este año se sumarán la próxima campaña 4,50 euros de compensación del transporte.

Para el gerente de la Federación de Grupos Remolacheros de Andalucía, David Moreno, pese a que ha sido una campaña en sus inicios "muy problemática", finalmente "ha entrado toda la remolacha perfecta y con una calidad magnífica", motivo por el que los productores han recibido la felicitación de Azucarera, detalló Moreno.

Según destacó el responsable remolachero, los arranques han durado 42 días, durante los que se han recogido 7.500 toneladas por jornada, con un descuento de apenas el 9,02 %, cuando en otros ejercicios superaba 11 o 12 %.

En relación al acuerdo interprofesional, Moreno recordó que se establecen tres opciones a las que el agricultor puede acogerse; en la primera, el agricultor percibirá por la remolacha un ingreso de 46 euros por tonelada, incluidas las ayudas oficiales.

En la segunda modalidad, Azucarera compensará parte de los costes del cultivo y el agricultor percibirá por la remolacha un precio equivalente al valor de la remolacha más la compensación de pulpa, lo que unido a las ayudas oficiales, suponen 39,5 euros/tonelada. Además, Azucarera abonará el cien por cien del coste de la semilla y se hará cargo de la recolección.

En la tercera, el agricultor cobrará por la remolacha 39,5 euros/t y tendrá una ayuda por hectárea recolectada que dependerá de la modalidad de cultivo de acuerdo con una escala de rendimientos.

Los importes del complemento varían entre 425 y 775 euros por hectárea en regadío y entre 212 y 388 para el secano. En las tres opciones, el agricultor podrá elegir que la industria realice el transporte de la raíz hasta la fábrica o bien acogerse a la compensación de portes que establece el acuerdo interprofesional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios