música

"Si la banda sigue viva es por nosotros"

  • Los integrantes de la Banda Municipal de Jerez denuncian la dejadez e indiferencia del Ayuntamiento

Juan Manuel, Carlos, Manuel y Lola, integrantes de la Banda Municipal, frente al templete de la plaza del Banco. Juan Manuel, Carlos, Manuel y Lola, integrantes de la Banda Municipal, frente al templete de la plaza del Banco.

Juan Manuel, Carlos, Manuel y Lola, integrantes de la Banda Municipal, frente al templete de la plaza del Banco. / PASCUAL

"Creo que con interés, ilusión y escuchándonos a los que tenemos propuestas, se pueden hacer muchas cosas. Pero claro, hay que tener ganas. No cuesta tanto, es el trabajo y el deber de cualquier funcionario público para mantener una institución viva", comenta Lola, saxofonista y miembro de la Banda Municipal de Jerez desde hace 16 años. Declaraciones que revelan la lucha que llevan a cabo los integrantes de la Banda Municipal de la ciudad por conseguir mejoras. Su última victoria tuvo lugar dos meses atrás, con la sentencia judicial que incluía a sus miembros en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Ayuntamiento.

Sin embargo, el lunes 23 de julio cumple el plazo de dicha sentencia que aún no se ha llevado a cabo, por lo que parece que van a tener que ir de nuevo a juicio, ya que tan sólo 8 de los 21 músicos que conforman la banda cuentan ya con tal reconocimiento. "Lo más sencillo es hacer prácticamente un copia y pega de las sentencias que ya han salido", explica la saxofonista. La sentencia es firme, no es necesario realizar un estudio, en ella se indica ya la categoría a la que pertenece cada uno. "No sabemos qué les lleva tanto tiempo", argumenta.

A pesar de los contratiempos y del largo camino para lograr la inclusión en la RPT del Ayuntamiento, todo apunta a que la situación en el plano laboral burocrático comienza a mejorar desde que fuesen reconocidos como personal laboral hace más de un año. Sin embargo, no pueden decir lo mismo del plano artístico. La continuidad de problemas históricos a los que llevan enfrentándose durante años siguen vigentes. Entre ellos se encuentran la falta de materiales, instrumentos y, sobre todo, de personal.

El reconocimiento de los músicos como personal laboral supuso la incompatibilidad de aquellos que eran funcionarios y que se vieron obligados a dejar la banda. Éste es el motivo principal por el que la plantilla de la banda se ha reducido en gran medida. "Ten en cuenta que si somos unos 20 y que para que una banda medio funcione debe contar con unos 50 componentes, estamos hablando de que falta casi la mitad", argumenta Juan Manuel Salguero, ex director de la banda y miembro de ésta desde hace 27 años.

La situación se agrava porque el Ayuntamiento no concede becas a los jóvenes músicos que acaban sus estudios en el Conservatorio de la ciudad. Estos se ven obligados a formar parte de la cantera de las instituciones musicales de los alrededores, debido a la imposibilidad de participar en la de su propia localidad. "Los músicos de Jerez están ahora mismo en las bandas de Sanlúcar, Trebujena o Rota. Mientras tanto, nuestra banda cuenta con unas carencias increíbles de personal. Nosotros necesitamos más músicos y a ellos les viene bien participar en una banda como ésta, con una gran actividad", explica Lola.

Por otra parte, desde el pasado mes de abril, a este contratiempo se le suma otro aún más grave: la falta de director y archivero. El pregón de Semana Santa fue la última actuación de la banda y el comienzo de su inactividad por dicho motivo. "Cumplimos con nuestro horario laboral porque estamos obligados, pero durante hora y media cada uno hace lo que ve conveniente. No tenemos partituras, no hay archivero, no hay director. No se puede hacer nada", exponen los miembros de la banda. Desde la marcha, no por iniciativa propia, de Juan Manuel Salguero, último director de la Banda Municipal, no se ha nombrado a un sustituto que pueda encauzar las actividades, a pesar de que el Ayuntamiento les asegurase que así sería. "Realmente he estado casi dos años dirigiendo la banda, pero por parte del Ayuntamiento nunca se me ha nombrado ni se me ha reconocido la categoría. Por lo tanto, no es que yo haya dejado la banda, es que a nivel oficial nunca he sido director. Nunca he tenido un reconocimiento, no me han dado las gracias, ni nada parecido", asegura Salguero.

Durante el tiempo que Juan Manuel fue director en funciones de la Banda Municipal, a pesar de las dificultad y los pocos recursos de los que disponía, la institución ha vivido su mejor momento a nivel personal y musical. "En todos los años que llevo nunca se han estrenado tantas obras, ni nunca hemos tenido tantas novedades con respecto al programa anual", afirma Manuel, clarinetista. Además, se han llevado a cabo propuestas como la de acudir a diferentes centros y asociaciones, como a los geriátricos. "Lo que ha estado en nuestras manos se ha hecho. Yo entiendo que la Banda Municipal es la banda de la ciudad, y por lo tanto, tiene que estar a su servicio. Hemos tratado de llegar a sitios a los que no se había llegado", afirma Salguero.

Por su parte, los miembros de la banda no pierden la ilusión de seguir tocando, pero aseguran que las ilusiones e ideas con las que entraron no se corresponden con lo que han vivido. "Cuando nosotros entramos era como fichar con un equipo de fútbol grande, usando el símil deportivo. Era aspirar a lo máximo, por lo menos para mí. De ahí viene esa carga emocional y ese sentimiento de pertenencia", comenta Manuel. "Te sientes que formas parte de la ciudad, te felicitan y te preguntan cuándo tocamos. Es algo muy bonito. Me da mucha pena que no se valore", explica Lola.

Dicen que la actitud por parte del Ayuntamiento es lo que les entristece y merma sus ganas de continuar. "La banda es una tarjeta de visita de la ciudad y no le dan utilidad. Llevan años y años haciendo lo mismo, no hay iniciativas por parte de Cultura para darle un enfoque nuevo", comentan. "Es como la pescadilla que se muerde la cola. Nosotros queremos formular propuestas al Ayuntamiento pero no se reúne con nosotros a pesar de que se ha solicitado varias veces. Y sin esta reunión no se pueden hacer propuestas", explica Juan Manuel.

Carlos, uno de los integrantes más jóvenes pone el ejemplo de "un piano al que le faltan teclas", al que se deben adaptar y sacar adelante. "Si la banda sigue viva es por nosotros", asegura el joven músico. "Se ha hecho un gran trabajo, era prácticamente como empezar de cero con tan solo 21 músicos. El antiguo director solo hizo dos actos y abandonó. Había que preparar una programación que cumplir todos los fines de semana, organizar las partituras para los pocos que éramos, arreglar instrumentos, adaptar las voces... En lugar de echarse atrás, la banda lo ha dado todo", concluye Lola.

La próxima cita de esta luchadora Banda Municipal tendrá lugar el día 1 de septiembre en la 'Pisa de la Uva', pero no saben si se podrá llevar a cabo. "Yo sé que el día 1 tengo que estar en la Catedral, pero no sé si va a haber archivero, si habrá director o qué vamos a tocar. Realmente no sé nada", comenta Salguero. Denuncian que la falta de comunicación por parte del Ayuntamiento obstaculiza la actividad de una banda que ha manifestado con creces su ilusión por hacer llegar su música a todo Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios