Policía Nacional

De bici robada... a obra social

  • La Policía dará a ONGs, AAVV y colegios las bicis no reclamadas tras exponerlas en comisaría

Imagen de la exposición de bicicletas robadas que realizó la Policía Nacional en el patio de la comisaría. Imagen de la exposición de bicicletas robadas que realizó la Policía Nacional en el patio de la comisaría.

Imagen de la exposición de bicicletas robadas que realizó la Policía Nacional en el patio de la comisaría. / Vanesa Lobo

La exposición de 35 bicicletas robadas que llevó a cabo la Policía Nacional en el patio de la comisaría del Arroyo se saldó con la devolución de tres de ellas a sus legítimos dueños, una vez que estos pudieron demostrar ante la autoridad su propiedad.

Según ha podido saber este medio es intención del Cuerpo Nacional de Policía iniciar las gestiones para que a lo largo de la próxima semana todo el excedente de vehículos sea donado a entidades sin ánimo de lucro.

Entre las instituciones benéficas a las que se quiere ceder los vehículos para que los entreguen en uso a personas sin recursos se encuentra Cáritas Diocesana, así como la asociación de vecinos ‘El Arrabal’ de San Miguel. El objetivo de los agentes es que las bicicletas sean entregadas a personas que tengan problemas para desplazarse por la ciudad y, de esta forma, ayudarles a agilizar sus desplazamientos de cara a encontrar empleo, alimentos o acceder más fácilmente a la ocupación que tengan.

“Se trata de una entrega de vehículos para uso social”, señalaron fuentes policiales, que añadieron que entre las entidades beneficiarias de estas entregas “también se han buscado centros de educación Primaria para que los alumnos con problemas de desplazamiento puedan acudir al centro escolar de una forma más fácil y ágil de lo que lo hacen en estos momentos”.

Un aspecto especialmente importante es que dichos vehículos se entregan para su uso y jamás para que puedan ser vendidos a terceras personas. Cabe destacar que la mayor parte de estos vehículos robados no han sido reclamados tras exposición pública por lo que tras los pertinentes permisos se puede dar salida a los mismos de cara a los referidos usos sociales. Eso sí, cabría la posibilidad de que algunos de ellos pudieran ser reclamados meses más tarde en caso de que las diligencias se reabriesen (tras estar largamente ‘dormidas’ y en un extremo harto improbable) y pudieran ser reclamadas por la autoridad. Se trata por tanto de un uso y disfrute controlado.

Lógicamente todas estas gestiones se realizarán tras solicitar los pertinentes permisos a la autoridad judicial. De esta forma los agentes de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía realizan una labor social de importancia y, de paso, liberan espacio ampliamente necesario en las viejas instalaciones del centro policial de la plaza del Arroyo.

Las previsiones de los agentes es que esta misma semana puedan cerrarse los trámites para que se comience con la cesión de las bicicletas a personas que puedan disfrutar de ellas y de esta forma ayudarlas en su vida diaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios