Jerez

El 'botellódromo' cumple un año con quejas de Jerez Norte y Chapín

  • Los afectados quieren que se les aclaré cuándo y dónde se ubicará el lugar de ocio definitivo, tras asegurar la alcaldesa que no se instalará en los aledaños de Área Sur "como se nos ha dicho siempre"

Un año después de la puesta en funcionamiento del 'botellódromo' junto a los aledaños del parque González Hontoria, los vecinos de Chapín y Jerez Norte han exigido al Ayuntamiento que se les dé una solución definitiva. "Nos reunimos en 2006 con la delegada Irene Canca y nos aseguró que sería algo provisional y que, si en tres meses no tenía éxito, lo trasladarían a Área Sur", explica Manuel Montero, de la primera fase de Jerez Norte, criticando que "a fecha de hoy no se ha trasladado pese a las quejas que le hemos trasmitido". De hecho, los afectados han recopilado numerosos material de lo que acontece prácticamente todos los fines de semana en esta área, la única superficie al descubierto en la que se puede beber desde la entrada en vigor de la 'ley antibotellón'. "Lo tienen todo en el Ayuntamiento y lo han visto", explica Ángel Magro, de Chapín, apuntando que "hemos seguido todos los pasos: nos reunimos con Participación, después con Seguridad y ahora hemos pedido una reunión con la alcaldesa, pero los vecinos están cansados de esperar y ya piensan en manifestarse". Una medida que, de momento, no llevarán a cabo "a la espera de que la delegada de Participación, Miriam Alconchel, nos reciba con propuestas concretas y sólidas", aunque el malestar vecinal es tal que ya se han recogido más de trescientas firmas, "sólo entre los afectados de Jerez Norte".

De hecho, las imágenes y vídeos grabados por los propios afectados hablan por sí mismos: motos haciendo 'el caballito', adelantamientos prohibidos, coches y motocicletas circulando por el interior del 'botellódromo'... "Eso sin contar que hay menores bebiendo sin control y que cuando llueve, por ejemplo, se meten en los accesos a nuestros garajes", apuntan. El resultado de esta movida es la desoladora imagen que encuentran los vecinos el día después: coches arañados, cristales rotos y suciedad, "porque limpian el 'botellódromo', pero no la zona de Jerez Norte donde los jóvenes también se meten a beber y hacer sus necesidades". A la vez que añaden que "las peleas son continuas y los vecinos ni siquiera se atreven a sacar los perros a pasear por las noches por miedo a que les ocurra algo, porque la vigilancia policial no está siempre. De hecho, hemos sido testigos de enfrentamientos entre los jóvenes y los propios agentes, que tampoco han podido hacer mucho".

Por estos motivos, los vecinos piden que se aclare "dónde se va a instalar definitivamente la zona alternativa de ocio, un espacio que debe tener otras opciones porque ahora mismo sólo vienen a beber". Así, las asociaciones de Jerez Norte y Chapín coinciden en la necesidad de que se acondicione algún área en el que los jóvenes puedan acceder también a cines, restaurantes, etc. "Hemos solicitado que se retome la Mesa por la Convivencia para una búsqueda consensuada de soluciones", explica Ángel Magro. Al mismo tiempo, añade que ante la falta de acciones, "ya en 2006 presentamos alegaciones y propusimos que la zona para los jóvenes estuviese a un mínimo de 1.000 metros de distancia de los vecinos, que tuviese una zona cubierta y bancos para sentarse en condiciones, entre otras medidas". No obstante y tras las alegaciones al PGOU presentadas por estos vecinos para trasladar el 'botellódromo', la alcaldesa Pilar Sánchez apuntó la pasada semana que es un tema que merece "especial atención" y, aunque confirmó que "tengo muy claro que se le buscará una nueva ubicación, no de inmediato pero sí enpoco tiempo, eso no entra en las competencias del PGOU". Aún así, lo que no entienden los vecinos, es "si esto era algo provisional y siempre nos dijeron que se llevaría a Área Sur, ¿por qué no nos dicen algo definitivo y que sea verdad de una vez por todas? Porque llevamos ya un año con el botellódromo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios