Educación

Una experiencia equina de lo más productiva

  • Alumnos de La Unión y Elio Antonio de Nebrija participan en la iniciativa impulsada por el Centro Ecuestre el Juncal y el Ayuntamiento

Presumida y Despina, con Alma Narbona, en el colegio La Unión. Presumida y Despina, con Alma Narbona, en el colegio La Unión.

Presumida y Despina, con Alma Narbona, en el colegio La Unión. / Miguel Ángel González

Acercar el mundo del caballo a los más pequeños es el objetivo principal de ‘¿Un caballo en el patio de mi cole?’, una iniciativa promovida por el CentroEcuestre El Juncal con la colaboración del Ayuntamiento, y que ayer arrancó de manera oficial en dos centros educativos de la ciudad.

El CEIP La Unión y el CEIP Elio Antonio de Nebrija pudieron disfrutar de una propuesta que llegará a partir del lunes a más colegios de Jerez y que, tras su primera experiencia, ha causado una grata impresión dentro de la comunidad docente de los centros elegidos.

Con el tiempo acompañando, y el sol en lo más alto, fueron los alumnos de Primero de Primaria del CEIP La Unión los encargados de inaugurar esta actividad a primera hora de la mañana. Setenta y cinco niños/as se concentraron en el patio del colegio bajo la supervisión de sus respectivos docentes, además del jefe de estudios, Guillermo Moreno, y su directora Lourdes Cano.

Hasta allí se desplazaron Despina y Presumida, una pony y una yegua española que hicieron las delicias de los niños.

Previamente, Alma Narbona, gerente del Centro Ecuestre El Juncal y promotora del evento, hizo un recorrido histórico, bajo la atenta mirada de los pequeños, por los usos del caballo y su relación con el ser humano, desde su labor como medio de transporte hasta su acercamiento al deporte. La jerezana, con extraordinario don para tratar con los niños, y una amplia trayectoria docente dentro del mundo del caballo, interactuó a la perfección con los estudiantes.

En su introducción, se detuvo también en la historia del caballo en Jerez, destacando su importancia desde hace siglos gracias a su esplendor como raza. Además, abordó de una manera práctica un vocabulario específico, añadiéndole palabras como yegua, cascos, crines y algunas expresiones captadas a las mil maravillas por los niños.

Pero lo que cautivó a los alumnos fue la parte práctica. Fue entonces cuando Alma y su compañera Virginia acercaron, en grupos de ocho, a los más pequeños a Despina y Presumida, dos ejemplares especialmente dóciles y que se mostraron ‘encantadas’ con la sesión de caricias y cepillado por parte de los niños.

Antes de finalizar, los dos ejemplares equinos se despidieron de los ‘pequeños mozos’ con un aplauso generalizado.

Alma Narbona no ocultó su satisfacción tras la experiencia. “Ha sido muy positiva, los niños están encantados. La idea es que tengan un poquito de convivencia con el animal, con los caballos y que lo vivan, porque son las cosas que, al cabo de los años es lo que uno recuerda, es decir, las experiencias, los sentimientos y las emociones que han tenido”.

“Es la primera vez que sacamos los caballos y los llevamos a los centros porque antes habíamos tenido escolares pero en el Centro Ecuestre (El Juncal). El proyecto, no obstante, era más ambicioso, porque queríamos traer todos los niños de un curso de Primaria al centro, pero se ha quedado en esto. Aún así estamos muy contentos, esperemos que el año que viene el Ayuntamiento siga apostando por el proyecto y se pueda hacer extensible a más colegios”.

Encantada finalizó también la directora del centro, Lourdes Cano, que participó activamente en el desarrollo de la experiencia. “Los niños están encantados, es algo que se debería repetir para otras edades”, apuntó.

Dos horas más tarde, ‘¿Un caballo en el patio de mi cole?’ se llevó a cabo en el colegio Elio Antonio de Nebrija de La Granja. En los aledaños del patio de Infantil, los 75 alumnos de Primero de Primaria también disfrutaron de la iniciativa, tanto que desde el centro también han solicitado una nueva sesión para otros cursos.

El próximo lunes se reanudará la experiencia en el CEIP Federico García Lorca y el CEIP Tartessos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios