Jerez

Un cachorro de lince de Sierra Morena será criado en el zoo

  • Con la nueva cría se seguirá el protocolo establecido en el programa de cautividad

Comentarios 1

Un cachorro de lince de Sierra Morena ha recalado ya en el Zoobotánico jerezano para ser criado en cautividad. El lince que lleva por nombre Esparto permanece ya bajo los cuidados del equipo del Zoo hasta que llegue a su fase juvenil, momento en el que será trasladado a otra de las instalaciones del programa de cría en cautividad. La cría tiene aproximadamente un mes de edad y ya está siendo atendida por el personal del parque que cubre las necesidades propias de un animal de lactancia las veinticuatro horas del día.

La cría procede de una camada de tres cachorros de Sierra Morena y con ella seguirá los protocolos establecidos en el programa de cría en cautividad del lince ibérico. Este programa cuenta con la colaboración de más de treinta organizaciones nacionales e internacionales, y en estos momentos, participa en quince proyectos de investigación sobre etología, genética, fisiología reproductora y aspectos sanitarios.

Las delegadas de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y Ayuntamiento, Gemma Araujo y África Becerra, respectivamente, visitaron ayer las instalaciones del Zoobotánico Jerez para conocer el ejemplar de lince ibérico trasladado por la Consejería de Medio Ambiente y saber de primera mano cómo está siendo su adaptación. El criterio para la selección de este felino ha seguido el protocolo de actuaciones habitual atendiendo, asimismo, las necesidades genéticas que marca la dirección del programa.

"La consejería puso en marcha junto con el Gobierno central hace unos años este programa de cría en cautividad. Para nosotros es un éxito que en entidades colaboradoras como el Zoobotánico de Jerez se pueda desarrollar este programa de cría en cautividad y con resultados muy buenos, aunque con una falsa alarma de embarazos, estoy segura de que tendremos embarazos futuros aunque sea en cautividad, pero la supervivencia del lince es nuestro objetivo", dijo la delegada provincial, Gemma Araujo.

En esta temporada han aumentado el número de crías que han nacido y algunas de ellas, como el caso de Esparto, se van a criar en cautividad ya que en su medio pueden correr algún peligro. "Quiero felicitar al Zoobotánico de Jerez por la labor que realiza y cómo está colaborando con la cría en cautividad", dijo Araujo.

Por el momento se desconoce si la cría volverá con el tiempo a su hábitat natural o permanecerá en el zoo para poder criar en cautividad, todo depende de la evolución que vaya teniendo. Los expertos encargados del programa tratan de evitar la consanguinidad entre los animales a la hora de cruzarlos y garantizar así la diversidad genética en la población del lince.

En esta semana Esparto va a ser vacunado, aunque por el momento se trata de alimentarlo bien y aislarlo de virus o bacterias. "La vigilancia es continua, pero se trata de tocarlos lo menos posible porque se trata de que se mantengan salvajes para que al final de la cría se les pueda devolver a la libertad", afirmó el biólogo Íñigo Sánchez. De momento la alimentación se basa en leche y pequeños trozos de carne, "a medida que vaya creciendo se le introducirán piezas vivas para que aprenda a cazar", manifestó. De hecho, el lince llegó con 840 gramos y ahora pesa unos 1,2 kilos. Esparto era el más pequeño de los tres cachorros de su camada y aunque sano, sacaba menos tajada que sus hermanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios