DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en Jerez “Es sólo un café y un dulce, pero nos lo agradecen una barbaridad”

  • Las gasolineras invitan a desayunar y merendar a los policías de servicio y a los transportistas

Un camionero, en una estación de servicio de la avenida Reina Sofía. Un camionero, en una estación de servicio de la avenida Reina Sofía.

Un camionero, en una estación de servicio de la avenida Reina Sofía. / Pascual

La práctica totalidad de las estaciones de servicio de la ciudad tienen numerosos detalles con los transportistas, los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad así como con los servicios de emergencias, tales como sanitarios y conductores de ambulancias. Se da la circunstancia que se trata de efectivos que están trabajando en turnos que abarcan las 24 horas.

Durante todo este tiempo ni siquiera podían tomar un café para desayunar o para ayudar a hacer la noche más corta ya que la hostelería (bares y restaurantes de la ciudad) ha permanecido cerrada debido al decreto del estado de alarma.

En medio de esta situación las estaciones de servicio se han erigido en unos oasis en medio de una ciudad desierta. Las que disponen de servicios de cafetería han invitado a desayunas o merendar a estos trabajadores esenciales, mientras que las que no disponen del mismo han tenido con ellos otros detalles.

Una de estas estaciones de servicio de Jerez que ha sido más frecuentada por los patrulleros de los tres cuerpos con jurisdicción en la ciudad, Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local, es la que se ubica en la avenida Martín Ferrador, la cual en tiempos fuera conocida por abrir las 24 horas del día, algo que ya no hacen.

Ha sido el único sitio donde han podido tomar un café durante el estado de alarma

Una de las empleadas, María, explica que “durante el estado de alarma hemos invitado a los policías y sanitarios al café que ellos quisieran así como a una magdalena o unas barras de chocolate”. La iniciativa ha tenido éxito y han sido muchos los agentes que se pasan a diario para desayunar o merendar. “Curiosamente vienen más por la tarde que por la mañana”, explica la joven que añade que diariamente vienen a invitar a una docena de agentes de servicio. "Nos lo agradecen una barbaridad".

Curiosamente, la estación de servicio de Martín Ferrador se ubica junto a la sede de otro servicio de emergencia, como es el parque de bomberos de la ciudad, si bien la presencia de estos profesionales en la gasolinera es nula, básicamente porque los bomberos han dispuesto de siempre de un servicio de cocina propia que les permite hacer las cuatro comidas diarias en el interior de la instalación. “La iniciativa ha sido un éxito -continúa María- pues los agentes nos lo agradecen mucho y para nosotros es un orgullo”.

Por su parte, el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Estaciones de Servicio, el jerezano Ángel Zamorano, pone en valor el despliegue de solidaridad llevado a cabo por este sector respecto a quienes han estado trabajando en la calle cuando las recomendaciones sanitarias eran justamente las contrarias: estar confinado.

Zamorano apunta que “hay gasolineras que disponen de servicios de cafeteria y otras, como por ejemplo es mi caso, que carecen del mismo. Así, por ejemplo, nosotros les ofertamos lavados gratis para los coches oficiales, lo cual ha sido muy bienvenido porque una de nuestras estaciones de servicio, la ‘Vulcano’, se ubica prácticamente en frente de la nueva comisaría”.

“En nuestro sector estamos muy comprometidos con la seguridad y con las fuerzas del orden. Nosotros también somos un servicio esencial y por eso hemos buscado esta fórmula para ayudar a quienes nos protegen a todos”.

Si hay un factor por el que será recordada esta pandemia en el sector de las gasolineras es por el bajísimo precio de la gasolina, la cual roza el euro por litro y que en algunos establecimientos ha llegado a estar incluso por debajo. “Los clientes repostan siempre la misma cantidad de dinero, pero el volumen de combustible ahora es mucho mayor. Por ejemplo, por diez euros ahora te llevas unos dos litros más”. Esto está provocando que a veces “incluso les sobre”, es algo que sucede especialmente con las motocicletas, que tienen un depósito mucho más pequeño que el de un coche.

Mientras tanto, el consumo de combustible en la ciudad sigue siendo muy pequeño, pues son contadas las personas que tienen permiso para moverse libremente. “No cabe duda de que el ahorro está siendo muy importante y cuando se pueda salir con normalidad muchas personas se verán beneficiadas por ello”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios