Jerez

Los cambios de tráfico dividen a las dos asociaciones de comerciantes del centro

  • Acoje apuesta por el nuevo plan mientras que a Asunico no le gustan las formas ni el momento

Comentarios 1

Las dos asociaciones de comerciantes del centro, Acoje y Asunico, pusieron ayer de manifiesto sus diferencias acerca del recién estrenado Plan de Movilidad. Mientras que la junta directiva de Acoje hace una clara apuesta por el proyecto municipal y se muestra dispuesta a dar un margen de confianza al Ayuntamiento, Asunico expresó su rechazo a la forma cómo se ha puesto en marcha y cree que será perjudicial para el comercio.

En lo que respecta al cierre de Honda, el presidente de Acoje, Fernando García, señaló que su asociación siempre ha manifestado su conformidad con la peatonalización, "tras consensuarlo con nuestros asociados. Entendemos que una ciudad moderna debe ir hacia ese modelo de restricción del tráfico para hacer más accesibles las compras". Admitió que las peatonalizaciones, como ocurrió con calle Larga, "siempre han sido traumáticas en un principio pero al final resultan beneficiosas. Hay que hacer estos sacrificios a cambio de un futuro mejor". García mantuvo que el Ayuntamiento y más concreto el delegado de Movilidad, Juan Manuel García Bermúdez, ha venido ofreciendo información sobre los cambios a Acoje. "Sé que otras asociaciones se quejan de que no ha sido así, pero en nuestro caso no hemos tenido ningún problema en este sentido". En cuanto a la reorganización de las líneas de autobuses, Acoje también se muestra de acuerdo en líneas generales, aunque con algunos matices. "Nos dicen que se va a ganar un millón de pasajeros al año y eso nos parece bueno, pero también es cierto que los autobuses de Linesur, que van a cubrir las pedanías, no reúnen todas las condiciones y los últimos salen a las nueve de la noche, con lo que muchos de nuestros empleados tienen problemas para coger el autobús". Este es uno de las aspectos que se va a plantear a la delegación de Movilidad, así como el hecho de que se produzca un abaratamiento del transporte público, algo que Acoje considera fundamental e incluso la posibilidad de que se cree un bono especial para los empleados del comercio que utilicen el autobús para desplazarse a su trabajo.

Con el Plan de Movilidad dando sus primeros pasos, Acoje considera que el punto más problemático está en la calle Porvera, pero su presidente asegura que de ninguna forma la solución está en mantener la situación anterior. "Lo de aparcar en segunda fila era una vergüenza. Una posibilidad sería suprimir la línea de aparcamientos, lo que permitiría a los coches parar por unos minutos".

Por contra, el presidente de Asunico, Manuel García, n o oculta las dudas de su asociación sobre el nuevo plan, del que dice que se les ha presentado pero sin facilitarles un documento al que hacer sugerencias. El responsable de esta asociación indicó que en el caso de calle Honda estarían de acuerdo con la peatonalización total, no con una semipeatonalización y entienden que también debería dejarse libre de tráfico de vehículos el último tramo de Medina. "No tiene sentido, mantener el tráfico en ese tramo cuando Honda está cortada". Además mostró su desacuerdo con la polémica 'aleta de tiburón' en calle Porvera, y cuestionó el funcionamiento de las nuevas líneas de autobuses. "Lo que se ha hecho en Porvera no es lo más adecuado para una calle comercial y apoyamos a estos comerciantes". En su opinión, el Plan de Movilidad no se ha puesto en marcha de forma adecuada, con medidas complementarias, ni tampoco en el momento más oportuno, en medio de una crítica situación económica para el comercio. "En cambio se beneficia a las grandes superficies con cuatro líneas de autobús para Área Sur".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios