Educación

Cinco centros educativos de la ciudad esperan el sí de la Junta para usar espacios alternativos

  • Los institutos Lola Flores y La Granja dan algunas de sus clases en el centro social de La Granja

Una imagen del IES Sofía. Una imagen del IES Sofía.

Una imagen del IES Sofía. / Pascual

Al principio de curso, el Ayuntamiento tendió la mano a los centros educativos de la ciudad con la intención de que pudieran utilizar, en caso de solicitarlo, instalaciones municipales con tal de evitar aglomeraciones.

Desde entonces han sido muchos los colegios e institutos que han abogado por esta opción, aunque para ello, deban pasar previamente por un estricto protocolo que debe aprobar la Junta.

No obstante, desde el Consistorio se han ofrecido todas las opciones factibles para cada caso, y solamente con el Álvar Núñez, que por demanda no se ha encontrado opción, se ha quedado sin poder usar alguna instalación.

A principios del presente mes de octubre fueron dos institutos los que se acogieron a esta propuesta tras recibir el beneplácito de la administración de tal forma que desde entonces alumnos del IES Lola Flores y del IESLa Granja dan clase en el centro social de La Granja. De cualquier forma, este último ya venía desarrollando años atrás esta opción.

A día de hoy son varios los centros que están a la espera de recibir el visto bueno de la Junta para poder llevar a cabo esta posibilidad, el último el IES Sofía.

Este instituto ha solicitado poder usar el centro social de San Benito para que los alumnos de primero de Bachillerato dejen de dar las clases de manera semipresencial. De momento, ya ha puesto sobre la mesa toda la documentación pertinente y solamente está a la espera de que la delegación territorial de educación le dé oficialidad.

En esta misma situación se encuentran otros centros de la ciudad que, tras efectuar un exhaustivo protocolo, están a expensas de recibir el ok para efectuar los movimientos. Se trata del colegio Miguel de Cervantes, que ha solicitado al Ayuntamiento en na zona colindante a los jardines del Alcázar que no forma parte del conjunto histórico; y el instituto Padre Luis Coloma, que pidió al Consistorio poder utilizar la biblioteca municipal contigua a sus instalaciones.

En esa lista encontramos también al CEIP Montealegre que ha solicitado las pistas deportivas contiguas al centro educativo; el IES Fernando Savater, que pidió el conocido popularmente como ‘Parque amarillo’, cercano al instituto.

Del mismo modo, el Centro de Educación Permanente Trece Rosas solicitó al Ayuntamiento la cesión de un espacio en el Centro Social Blas Infante, a modo de almacén, para poder ampliar los espacios de sus clases.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios