Jerez

Los centros de salud recortan la atención durante la Semana Santa

  • Al cierre de estas instalaciones en los días festivos se ha unido la eliminación de las consultas programadas por las tardes como ya ocurrió en verano y Navidad

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha rescatado en esta Semana Santa la iniciativa de cerrar los centros de salud durante la tarde para la actividad programada, dejándolos únicamente con un personal mínimo para la asistencia urgente. Aunque en estas fechas el 'recorte' afecta a pocos días -se puso en marcha el lunes y durará hasta hoy- viene a unirse con el cierre de los centros de salud que se producirá el resto de la semana, al tratarse de días festivos, por lo que estas instalaciones sanitarias no recuperarán la normalidad en su funcionamiento hasta el próximo lunes.

La experiencia que empezó a aplicarse por primera vez en el verano de 2010 se ha ido extendiendo a cada vez más periodos vacacionales del año. El pasado año el cierre de las consultas programadas en horario vespertino y la concentración de todas las citas médicas en la mañana se llevó a cabo también durante la Navidad, pese a que se trata de unas de las fechas con mayor demanda asistencial debido a la incidencia de la gripe y de otros procesos respiratorios. Ahora la medida se ha trasladado además a la Semana Santa. Las vacaciones del personal en los periodos festivos y la imposibilidad de encontrar médicos para estas sustituciones ha sido el argumento esgrimido por el SAS para estos cierres, además de la escasa afluencia de pacientes durante la tarde, especialmente, en los meses de verano.

Desde el SAS se desvincula la medida de cualquier motivación que implique 'recortes' o ahorro en el gasto sanitario. Hace unas semanas el director del distrito de Atención Primaria Jerez Costa Noroeste, Antonio Mansilla, señaló que se trata de una medida fundamentalmente de carácter organizativo para facilitar que los profesionales puedan coger las vacaciones y ante la ausencia de médicos de familia en la bolsa de trabajo del SAS para sustituirlos. La idea del distrito sanitario es seguir en esta línea en periodos claves, ya que, analizando las reclamaciones que habitualmente se reciben, no se ha producido -según aseguran sus responsables- ningún problema asistencial relevante.

La iniciativa, por otro lado, ha sido escasamente criticada por los propios trabajadores, a través de sus representantes sindicales. Al igual que se ha asumido como algo habitual, después de casi dos décadas, los cierres de camas y de quirófanos en el hospital durante el verano, la medida de cerrar los centros de salud para toda asistencia que no sea urgente por las tardes también se ha acabado adoptando sin demasiados detractores. Sólo en el primer verano que se llevó a cabo la experiencia se oyeron algunas voces críticas por parte de los sindicatos, en el sentido de que supone un deterioro de la calidad de la asistencia, al tiempo que se produce una sobrecarga de trabajo para los demás profesionales y se eliminan programas sanitarios que se desarrollan por la tarde.

La imposibilidad de obtener una cita para el médico en horario vespertino redunda también en una mayor utilización de los servicios de urgencias, sobre todo, los extrahospitalarios, como el caso del situado en la calle José Luis Díez y el de La Granja, cuya demanda ha ido creciendo desde su apertura en 2009, en detrimento de las Urgencias de la zona centro, con peor accesibilidad especialmente en estas fechas de Semana Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios