Jerez

La ciudad estuvo la mañana de ayer sin un solo agente de Policía Local

  • El dispositivo del Lunes Santo se realizó con 17 integrantes

  • El resto se presentó sin uniforme como protesta para su renovación

  • El Ayuntamiento dice que ya cuenta con la partida necesaria

Dos de los agentes que sí han trabajado en el dispositivo. Dos de los agentes que sí han trabajado en el dispositivo.

Dos de los agentes que sí han trabajado en el dispositivo. / pascual

Comentarios 3

Los agentes de Policía Local continuaron ayer con su protesta y volvieron a presentarse en la Jefatura sin uniformes, como medida de presión por el "mal estado en el que se encuentran", según sus declaraciones. La batalla comenzó justo con el inicio de la Semana Mayor. Desde el Viernes de Dolores están acudiendo a trabajar sin estas prendas, acusando al Ayuntamiento de haber hecho oídos sordos a todas las reclamaciones que llevan realizando desde hace meses. Según los policías, tienen la normativa de su parte, pues en el último convenio se recoge la obligación del Consistorio de facilitar un nuevo uniforme cada año. La guerra abierta entre Consistorio y agentes, a los que se les bajó el sueldo junto a gran parte de la plantilla municipal, provocó que ayer por la mañana "no hubiese ni una sola patrulla en la ciudad, todos estaban en la Jefatura. Sólo estaba en servicio la pareja de la puerta del Ayuntamiento, y sólo uno llevaba el uniforme".

Estas fuentes revelaron que en la Jefatura permanecieron 50 policías sin uniforme y, por consiguiente, sin prestar servicio. Lo habitual en este tipo de dispositivo es de unos 70, pero finalmente contó sólo con 17 agentes, que fueron los encargados de realizar los cortes de calle para las cinco hermandades que llevaban a cabo estación de penitencia. Entre ellos se encontraban agentes de la dirección de la Policía o encargados por lo general de funciones que nos son de calle. Cinco decenas se quedaron en la Jefatura en virtud de la protesta porque no podían salir sin las prendas reglamentarias. Algunas hermandades, como Fátima o La Candelaria, requerían de un mayor despliegue que se fue llevando a cabo como se pudo. De hecho, en ambas salidas se acumularon multitud de vehículos procedentes de vías importantes de la ciudad. La Cena, por ejemplo, contó con un solo agente de policía. Las aglomeraciones en puntos calientes se fueron sintiendo, pero entre la labor de los vigilantes municipales y una empresa de seguridad contratada se mantuvo el orden en Carrera Oficial.

El gobierno local se apresuró ayer a lanzar un comunicado en el que explicaba que la renovación prevista para este 2017 se puso en marcha el pasado viernes. En concreto, habla de una partida para nuevo material de 125.000 euros que se reflejaba en el último presupuesto, aprobado hace sólo unos días. De ahí se adquieren, según el Ayuntamiento, 70 uniformes. Lo cierto es que los agentes que han realizado patrulla desde el viernes lo han hecho con prendas que permanecían en el retén de la Jefatura. "La dotación de uniformes continuará en 2018, hasta agotar los 250.000 euros previstos en el pliego de condiciones". Además, de manera provisional, la Junta de Gobierno aprobó una partida de 18.000 euros para vestuario de la Policía, la que sirve para la renovación de algunas prendas de necesidad. Asimismo, el Ayuntamiento se compromete a "iniciar el proceso de licitación pública de manera que antes de final de año llegarán todos los uniformes necesarios para la renovación total de los existentes". Para comunicar esto acudieron a una reunión los delegados Paco Camas y Laura Álvarez, que, según fuentes de la Policía Local presentes en el encuentro, anunciaron además un procedimiento de urgencia, un extremo que, al cierre de esta edición, no se había hecho oficial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios