Jerez

Los comerciantes auguran pérdidas de hasta el 60% durante la protesta

  • Critican que el daño al centro es "irreparable" y avisan que algunos puestos de trabajo peligran

Los comercios del centro ya han dado la voz de alarma ante la caída de ventas que conlleva la huelga de autobuses. Los representantes de las asociaciones de empresarios y de la plaza de abastos coincidieron en definir la situación de "nefasta" para los negocios y solicitaron que las partes implicadas en el conflicto busquen una solución cuanto antes para no dañar el comercio.

"Somos conscientes que los trabajadores de los autobuses tienen que cobrar, pero es que nosotros vivimos un momento insostenible. Vemos cerrar comercios diariamente porque esto no es cuestión de días, sino que llevamos años sufriendo las consecuencias de los conflictos en los autobuses", declaró el presidente de Acoje, Fernando García. Desde esta asociación avisaron que las ventas pueden verse afectadas entorno al 40% con la huelga del transporte público, una protesta que coincide con un segundo mes de rebaja con índices negativos. "Este Ayuntamiento acaba de aterrizar, pero entre todos deben buscar una solución a esto. Sin duda, la situación es más que lamentable porque nosotros pagamos los impuestos, unos alquileres y los sueldos de los trabajadores... También estamos asfixiados y la huelga nos perjudica aún más", declaró García.

La incertidumbre sobre la duración de esta protesta es lo que más preocupa a Asunico. Su presidente, Manuel García, apuntó que la solución "está en buscar otra concesionaria, porque Urbanos Amarillos sabía dónde se metía y no está cumpliendo". Sin querer entrar en valorar los problemas internos de la plantilla, el presidente de la asociación sí que dejó claro que "quien tiene al final la responsabilidad de pagar a la plantilla es la empresa, como cualquier empresario del centro paga a sus empleados". García señaló que es normal que la desesperación de estos trabajadores les lleve a protestar, pero "en ningún caso aprobamos la huelga como medida de presión. El daño que se está haciendo en el centro es irreparable, porque no sólo juegan con unas ventas, sino con las nóminas de muchas familias jerezanas". En este sentido, el presidente de Asunico avanzó que las pérdidas durante esta movilización pueden llegar hasta el 60% y que además "estas huelgas lo que provocan es un cambio de hábito en la compra. Si los clientes no pueden venir durante varios días por una protesta, seguro que al final se acostumbran a comprar en otro sitio".

Antes de evaluar el daño que está produciendo la huelga a los comerciantes de la plaza de abastos, su presidente, Carlos Muñoz, remarcó que montar un puesto de pescado cuesta diariamente entre los 1.000 y los 1.500 euros. Con estas cifras sobre la mesa, Muñoz no puede calificar de otra manera la huelga que de "nefasta". "Se nos vendió que esta empresa era fiable en el pago, pero en menos de un año se está viendo que no es así. Y lo peor de todo es que los daños los sufrimos todos", declaró el presidente del mercado, quien coincidió con Asunico en evaluar las pérdidas sobre el 60%. "Con la calle Santa María cortada y la huelga de autobuses estamos fatal. El transporte urbano es fundamental para nuestros negocios, pero estamos atados de pies y manos en este conflicto. En la plaza hay cerca de 400 puestos de trabajo directos y más de uno se tambalea. Necesitamos una solución ya", remarcó Muñoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios