Jerez

Las concesionarias protestan con una marcha por calles céntricas de Jerez

  • Unos cien manifestantes reclaman con la medida el pago los salarios atrasados

Las plantillas de varias concesionarias municipales del Ayuntamiento de Jerez se manifestaron ayer por el centro de la localidad para reclamar el pago de sus dos últimas nóminas, una parte de la de diciembre y varios atrasos.

Concretamente, se unieron a las protestas los trabajadores de la concesionaria de autobuses urbanos (Urbanos Amarillos), la de los autobuses de la zona rural (Linesur) y de la encargada del alumbrado público (UTE-Jerez), cuyas plantillas permanecen en huelga como consecuencia precisamente de esos impagos.

La protesta la protagonizaron unos cien trabajadores de las tres concesionarias de servicios municipales, que iniciaron una marcha desde las puertas del Ayuntamiento hasta la plaza de las Marinas, obligando a cortar el tráfico rodado a su paso.

Según indicó ayer un portavoz del comité de empresa de Linesur presente en la protesta, los cinco conductores encargados de los servicios mínimos de la huelga siguen "sin poder sacar ningún coche" de los garajes a causa de la falta de dinero para repostar combustible, lo que ha provocado nuevas quejas de los usuarios de las 16 barriadas rurales del municipio jerezano a las que prestan sus servicios. Asimismo, los trabajadores de UTE-Jerez llevan desde enero sin poder atender las averías debido a la falta de material y al robo de cobre.

El secretario general de Comisiones Obreras en Jerez, José Manuel Trillo, anunció ayer que este próximo viernes hay intención de repetir la protesta, en caso de que continúen los impagos por parte de las concesionarias.

En este sentido, el responsable sindical ha insistido en lanzar un nuevo llamamiento tanto a estas empresas adjudicatarias como al propio Ayuntamiento "para que busquen los recursos necesarios para resolver esta situación que provoca tantos problemas a cientos de familias de Jerez".

A todo ello hay que sumar que las empleadas de asistencia a domicilio, del 092 y los trabajadores del cementerio mantienen sus acampadas reivindicativas.

El Sindicato Independiente de la Policía Local (SIP) mantiene desde hace un mes su acampada en una explanada anexa a la Jefatura del 092 para exigir el pago de las dos últimas nóminas y parte de la de diciembre, al igual que también lo hacen las trabajadoras de asistencia y ayuda a domicilio frente al Ayuntamiento y los trabajadores del cementerio municipal. En todos los casos, advierten que no levantarán las acampadas hasta que cobren la "totalidad" de los salarios pendientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios