Jerez

"La telemedicina en Oncología ha venido para quedarse"

  • Las doctoras Encarnación Jiménez y Ana Vacas cuentan cómo se está viviendo la pandemia del Covid-19 en el servicio de Oncología del hospital de Jerez

  • Tras la primera ola, "se nos duplicaron los pacientes. Teníamos los nuevos, más todos los que en la primera ola no se hicieron las pruebas"

Las oncólogas Encarnación Jiménez y Ana Vacas, junto al edificio de Radioterapia del hospital de Jerez, días atrás. Las oncólogas Encarnación Jiménez y Ana Vacas, junto al edificio de Radioterapia del hospital de Jerez, días atrás.

Las oncólogas Encarnación Jiménez y Ana Vacas, junto al edificio de Radioterapia del hospital de Jerez, días atrás. / Vanesa Lobo

El coronavirus entró en marzo en el hospital tambaleando el sistema y absorbiendo planta por planta hasta ocupar seis áreas del centro en la actualidad. Oncología quiso blindarse pero el Covid-19 se coló entre sus habitaciones, creando un importante brote de contagio entre sanitarios, pacientes y familiares. Una piedra más en unos meses en los que el personal se ha "reinventado", los quirófanos se cerraron y los pacientes han pasado a ver a sus médicos con un sistema mixto de teléfono y cara a cara. 

"De buenas a primeras llega la pandemia como un tsunami y nos puso totalmente boca abajo. De un día para otro se cerraron consultas, no se podían dar revisiones..., pero entendíamos que nuestros pacientes no podían estar dentro de ese grupo de usuarios. A nivel de Oncología en España nos reinventamos, no tuvimos otro remedio", declara Encarnación Jiménez, jefa de la Unidad de Oncología del hospital de Jerez. 

En la primera ola de la pandemia del coronavirus, los oncólogos vieron que disminuyó el número de diagnósticos de pacientes con cáncer: "A nosotros nos entran 'x' número de pacientes y no llegaban, y era porque diferentes servicios no podían hacer los diagnósticos porque estaban con el Covid. Es verdad que esto se vio en la patología de cáncer y en otras. Además, al principio de esta crisis, cuando llamábamos a muchos pacientes para las revisiones, muchos no se habían hecho la analítica por miedo, no se hacían la mamografía por miedo...", recuerda la doctora Jiménez. 

Cuando llegó el verano y la pandemia dio un respiro, "se nos duplicaron los pacientes. Teníamos los pacientes que debíamos tener, más todos los que en la primera ola no se hicieron las pruebas. Es lo que llamábamos la segunda ola del paciente crónico". Jiménez añade que ahora "lo que más reclama la gente es la atención y por ello se está priorizando el diagnóstico de pacientes con cáncer y las cirugías. Hemos aprendido de los primeros meses y esos recursos no han bajado ahora". 

En la actualidad, en Oncología hay pacientes que siempre acuden al hospital y otros que hacen consultas mixtas (presencial o telemática). "Sabiendo la patología que llevamos, nos preparamos las consultas previamente y si en alguna prueba complementaria o por las características del paciente, precisamos que venga, se da cita. Estamos hablando de una patología muy grave, en pandemia o sin ella", subraya Jiménez. 

La unidad de Oncología "se volvió a adaptar" en verano. "Nos reinventamos de nuevo e hicimos turnos alargados, de mañana y tarde, y hemos aplicado una forma mixta de ver a los pacientes, porque se duplicó el trabajo. Los que están en tratamiento unas veces se ven de forma presencial y otra telemática, por lo que se sigue el seguimiento. Incluso a los que tienen tratamiento oral, gracias a un convenio con el Colegio de Farmacia, le enviamos la medicación a la farmacia más cercana de su domicilio", informa la jefa de la Unidad. 

La doctora Ana Vacas, adjunta en Oncología, añade que "hay pacientes que cuando los llamas te expresan que prefieren que los veamos en persona y a esos pacientes se les da cita. Pero vemos que hay pacientes que te agradecen que no venir al hospital. Si las pruebas o el paciente lo requiere, se da una cita y se les ve en persona". 

"Tras este tiempo hemos visto que la telemedicina en Oncología ha venido para quedarse, y además el grado de satisfacción de pacientes y familiares es muy alto. La clave es la asistencia mixta", remarca Jiménez. "Reclamamos que nuestro sistema sanitario se ponga al día en la digitalización, para hacer atención por llamadas, videollamadas, por una App...", añade la doctora. 

Jiménez recuerda el brote de Covid que se vivió en la planta. "Fue un brote esperado, las habitaciones son dobles con familiares. Ahora mismo el Covid lo tenemos por todos lados porque no hay confinamiento. El brote se atajó rápidamente gracias a Preventiva, a la dirección médica y al personal de la planta, sobre todo por parte de la supervisora. Conseguimos poner habitaciones individuales y el familiar debe estar 5 días sin salir de aquí. En paliativos es otra cosa, porque gracias a los test rápidos, los familiares de los pacientes ya en sus últimos días pueden venir tras realizarse la prueba", explica la jefa de la Unidad. 

Aunque la mayoría de los pacientes oncológicos cuidan mucho su aislamiento y medidas de protección ante el coronavirus, cabe incidir en el daño irreversible que puede causar el Covid en estos enfermos. "Son pacientes que por el tratamiento pueden estar inmunodeprimidos y además por la propia enfermedad le podría suponer una complicación muy importante. Además, si están en curso de tratamiento y cogen el coronavirus hay que parar el tratamiento hasta que los resultados sean negativos. Y cuando el paciente está mal, el Covid acelera todo el final...", declara Vacas, quien añade que "por ahora no han llegado muchos pacientes oncológicos con Covid porque tienen mucha conciencia". 

El área de Oncología del hospital de Jerez tiene a ocho oncólogos en el servicio. En verano se pudieron reforzar bajas maternas, pero no se pudo realizar un refuerzo porque "no hay médicos. Hace unos días, por ejemplo, amanecí con seis médicos menos por diversos motivos y por supuesto que el trabajo salió para adelante". 

Algunas voces se han alzado en contra del nuevo sistema de atención, por lo que "el personal está siendo golpeado por todos lados, por el Covid y por un sector de la opinión. Hemos pasado de los aplausos en la primera ola a los palos a la segunda. Nosotros vamos a seguir luchando por nuestros pacientes", lamenta Jiménez. " Toda la unidad de Oncología lo único que queremos es atender de la mejor forma posible al paciente y estamos muy desbordados. Entendemos la angustia y el miedo del paciente, pero deben saber que todos vamos a una".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios