Jerez

Cuando la crisis anima a emprender

  • Francisco Pizarro: "En estos tiempos ser autónomo no está tan mal si se quiere trabajar"

Comentarios 2

En el polígono industrial Avenida de Europa, en concreto en la calle Cobre, tiene su sede una empresa cuyo nombre es 'Bebercial', el mayor gigante comercial de bebidas de la zona. Cuenta con apenas unas semanas de vida y su propietario, Francisco Pizarro, ya tiene grandes expectativas para ella. En estos tiempos que corren a un autónomo le llaman loco pero el espíritu emprendedor no conoce limitaciones. Como dice Pizarro, "ésta es la única manera de trabajar, pues hoy las empresas escasamente ofrecen trabajo porque no hay". Lleva menos de un año siendo autónomo, la modalidad laboral más desprotegida, pero afirma que, de momento, la experiencia está resultando bonita, especialmente si se tiene en cuenta que "el autoempleo es una buena forma de desarrollarse como trabajador". Toda una vida dedicada a la venta de licores, bebidas y refrescos para otras empresas le han animado a dar el salto final: ser su propio jefe. Su punto de innovación, necesario para que un negocio sobreviva, radica en los propios productos ya que, además de líquidos, vende celulosa, vidrio y conservas, algo impensable de unir hasta hace muy poco en este tipo de empresas.

También la zona le es favorable. Reinando en la calle, no hay otro comercio como el suyo. "No hay mucha competencia porque la única de estas características se encuentra en la zona sur. Este es el lugar ideal para poner en marcha la empresa porque la zona norte está desprovista de este tipo de iniciativas más familiares", afirma este emprendedor lleno de orgullo. Todo el mundo es bienvenido a comprar, tanto mayoristas como minoristas. Por una vez, los pequeños compradores no son rechazados en lugares que ofrecen precios competitivos.

Los autónomos rara vez cuentan con apoyos financieros de las entidades bancarias, por lo que deben afrontar en solitario la osada decisión de emprender. En este caso, Pizarro y 'Bebercial' están amparados por un crédito ICO, aunque la mayor parte de la cuantía para montar el negocio procede de su propio bolsillo, ya que asegura que casi nadie confía en la prosperidad de un establecimiento abierto en este contexto crítico de la economía. Por lo pronto, Jerez es el lugar de nacimiento de la empresa y aún no tiene pensado su proyección exterior aunque, si siguen prosperando las ventas, ¿quién dice que la crisis no es el mejor momento para emprender?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios