'Phising'

Denuncian en Jerez una estafa en Bolsa con el ‘gancho’ de Bill Gates

  • En España se han sumado otros catorce afectados a la demanda, aunque son al menos medio centenar.

  • El ‘broker’ habría obtenido 600.000 euros sólo en los casos denunciados.

Un inversor sigue la evolución de las cotizaciones en Madrid. Un inversor sigue la evolución de las cotizaciones en Madrid.

Un inversor sigue la evolución de las cotizaciones en Madrid. / Efe

Comentarios 3

Un inversor de Jerez ha denunciado en comisaría una millonaria estafa en Bolsa por parte de una compañía que utilizaba el nombre de Bill Gates para hacer atractiva una oferta que, según el denunciante, ha resultado ser un timo en el que han caído, que se sepa, más de una decena de inversores en toda España.

La compañía broker que ha sido denunciada por estos inversores es FXC Markets y a la acusación de estafa se le une la de cláusula abusiva, actuación contra el cliente y vulneración de acuerdo. El denunciante jerezano F.A.G., veterano jugador de Bolsa, empezó a trabajar con dicha compañía de acceso a Bolsa por internet en 2017 tras ver un anuncio en el que se señalaba que la Fundación Bill Gates lanzaba un sistema de “traders social de ayuda cooperativa. Parecía algo muy atractivo”, señala.

Una vez que picó en el anzuelo, realizó diferentes montos de inversión, a los que se sumaban bonos nunca solicitados que supusieron una inversión supuesta de 32.505 euros, la cantidad que se llevaría la compañía. Y, de hecho, todo parecía ir bien, ya que la cuenta viva en FXC Market arrojaba un capital de 42.000. “El problema era que por más veces que me comunicaba con ellos vía e-mail o por teléfono pidiendo el ingreso en mi cuenta, el dinero de esos supuestos beneficios nunca llegaba”, apunta.

“En la última comunicación efectiva con ellos el pasado octubre me explican que en base a sus condiciones, que yo nunca había firmado, no se podían efectuar pagos o reintegros a mi cuenta bancaria hasta lograr movilizar 40 veces la suma de mis imposiciones más sus bonos –nunca solicitados– lo que me indicaron que sólo se produciría hasta llegar a un monto de movimientos estimados en 1.800.000 euros”, relata en su denuncia.

Se hicieron con sus claves en su banco español y en 48 horas le limpiaron la cuenta

El inversor había perdido por completo el control sobre su dinero. Las comunicaciones derivan al Banco Central de Malta, donde estaría depositada su cuenta de FXC. Una operaria le comunica que la cuenta existe, pero que ha sido congelada por el regulador del mercado británico, pero puede estar tranquilo, ya que dichos fondos se encuentran a su disposición, pero retenidos en el Banco Central De Malta.

Desde ese momento es el Banco Central de Malta quien toma las negociaciones. A través del supervisor del departamento de Transferencias lnternacionales, se le señala cómo debe hacer efectivo, previo a la devolución, el pago de impuestos por importe de 8.700 euros. El inversor paga estos supuestos impuestos esperando recuperar de una vez el dinero de la cuenta de FXC. Pero hay una nueva comunicación: “Ahora me dicen que la cantidad inicial, 55.700 euros, fruto de imposición, beneficio e indemnización, se ha visto incrementada y que debo hacer una nueva aportación, que fija en 2.088 euros, a lo que me niego, por no haber recibido reembolso alguno, no sumar nuevos pagos y por no entender el motivo de dicho incremento en mi capital congelado en el Banco Central de Malta”.

El supervisor de transferencias trata de tranquilizarle y le da datos sobre transferencias personales desde la cuenta del denunciante a las cuentas de su madre. El denunciante jerezano se muestra asombrado. Le está dando datos que no debería tener, de acuerdo con la Ley de Protección de Datos. El supervisor le explica que tiene conocimiento de ellas a través de la Comisión Coordinadora Contra el Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo CCCLAFT y, en esa prevención, indica la necesidad de aportarle la clave que le llegará por intermedio de su propio banco en España.

Efectivamente, llega la comunicación de clave desde el banco, lo que le permite al empleado del Banco de Malta, dice, poder hacer efectivo el reintegro del monto total retenido, “ya que no me resultaría posible renunciar al incremento de capital retenido y congelado, pese a mi insistencia en ello”. La conversación acaba con el supervisor adviritendo al denunciante que no haga uso de esa cuenta en las siguiente 48 horas, según exigencia preventiva de la aludida Comisión Contra el Lavado de Activos. Es el tiempo que necesita para limpiarle la cuenta.

Transcurrido el plazo de 48 horas convenido para hacer efectivo el beneficio, que ahora se estimaba en 68.800 euros, lo que descubre es que se ha producido “una transferencia internacional desde mi cuenta por valor de 9.600 euros, lo que viene a ser el vaciamiento de la misma”. Le han limpiado.

El denunciante jerezano ha conseguido reunir a otros trece afectados por inversiones con este broke y han creado una plataforma de afectados, aunque él tiene conocimiento de que “tiene que haber muchos más”. Estos catorce afectados, donde hay desde camioneros a pensionistas o minusvalídos, reclaman entre todos una cantidad superior a los 600.000 euros. Además de estos hay otro medio centenar igualmente localizados pero que, por motivos que se pueden suponer, han decidido no denunciar.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios