Jerez

Los desembalses provocan el corte de tres carreteras junto al río Guadalete

  • Los niños asisten al colegio de La Ina por una ruta diferente al desbordarse el río

  • El agua se queda a 40 metros de Las Pachecas

Comentarios 1

Los desembalses provocaron ayer que tres carreteras quedaran cortadas en las inmediaciones del río Guadalete. Se trató de las siguientes vías, de un lado la CA-3113, que quedó inundada entre los puntos kilométricos 13,5 y 19,8. Esta vía conecta Lomopardo con Puerto Real pasando bajo la autopista de peaje; otra carretera afectada fue la vía de servicio que existe entre la A-381 y la autopista de peaje AP-4 y, la más importante, la carretera que conecta la zona de La Cartuja con La Ina entre los puntos kilométricos 3 y 4.

Según apuntó a este medio el alcalde delegado de La Ina, Carlos Vidal, el corte de carretera provocó que los alumnos que acuden al colegio de la barriada debieran hacerlo a través de la barriada rural de Cuartillos. Los niños proceden de barriadas rurales y asentamientos tales como El Mojo, Rajamancera, el Cejo del Inglés y La Greduela, entre otros. El delegado explicó que el desbordamiento se produjo en uno de los puntos más bajos del curso del Guadalete, en un lugar donde se ubica "un canal que lleva el agua al río pero que en esta ocasión ha hecho justamente lo contrario". El agua empezó a pasar por encima de la carretera y la cortó.

El nivel del río subió el fin de semana de 3,8 a 5,4 metros, pasando de alerta amarilla a naranja

Muy preocupados estuvieron los vecinos de Las Pachecas durante toda la noche. Allí viven unos 600 vecinos que vieron cómo el agua se quedaba a apenas 40 metros de las primeras viviendas. El delegado de Alcaldía, Alberto Garrido, se mostró más tranquilo cuando a lo largo de la mañana el río comenzó a bajar. "La verdad es que jamás había visto bajar el río tan rápido", señaló a este medio después de que "los desembalses nos hayan tenido bastante preocupados".

Las familias que viven en el entorno del Guadalete siguieron pendientes durante todo el día de factores tales como el nivel del río, las mareas altas y las consiguientes aperturas del azud móvil de El Portal que, a modo de grifo, permite desaguar el cauce en dirección a El Puerto.

A este respecto cabe destacar que el río Guadalete alcanzó el nivel de alerta naranja el pasado domingo a las dos de la tarde, cuando el cauce creció hasta los 5 metros de altura a su paso por Jerez. Coincidiendo con los desembalses realizados en Bornos la altura se incrementó hasta los 5,40 metros, los cuales fueron alcanzados ayer a la una de la madrugada. A lo largo del día el río fue bajando de nivel aunque manteniéndose por encima de los cinco metros (5,26 metros medía ayer justamente a las siete de la tarde).

A modo de resumen se puede destacar que desde la una de la tarde del sábado, que el río subía hasta los 3,8 metros, hasta ayer a las ocho de la mañana, que estaba en 5,4 metros, el nivel del Guadalete había crecido más de metro y media de altura.

Las últimas horas en el pantano de Bornos han reportado los siguientes datos. Ayer, a las dos de la mañana embalsaba 179,13 hectómetros cúbicos, de los cuales tres fueron desembalsados, hasta quedarse, ayer a las seis de la tarde en 176,06 hectómetros cúbicos. Pasó del 89,47 al 87,94%. Todo ese caudal fue a parar al contraembalse de Arcos (ayer por la tarde estaba al 94%) que desembalsó durante toda la noche hasta parar de hacerlo ayer al mediodía.

Los vecinos de la zona están en permanente contacto con los servicios de Protección Civil, aunque las perspectivas no apuntan precisamente a que el desbordamiento puntual a la altura del asentamiento del Cejo del Inglés vaya a generalizarse en otros puntos. La mayor parte de los problemas radican en pasos poco elevados sobre el cauce del río, como es el caso del 'puente chico' de la pedanía de La Barca. Las previsiones apuntan a que el río Guadalete, en esta ocasión, aguantará el envite de los sucesivos temporales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios