Jerez

21 detenidos en los controles de droga y alcohol realizados en la motorada

  • La Fiscalía de la Seguridad Vial ha promovido actuaciones en Jerez que han provocado 16 condenas firmes · El titular destaca que es el "porcentaje más alto detectado en España"

La Guardia Civil de Tráfico controló a 5.154 moteros durante el dispositivo realizado durante estos tres últimos días en la provincia con motivo del Gran Premio de España, indicó ayer la subdelegación del Gobierno. Sólo se ha registrado un accidente mortal en las carreteras. Estos controles se saldaron con denuncias a 40 personas, 10 por consumo de drogas (cocaína principalmente) y otros 30 por alcohol. Cinco de ellas fueron detenidas e imputadas, agregó el instituto armado.

También la Guardia Civil cursó 109 denuncias por infracciones a normas de tráfico como carecer de seguro o no llevar casco. A ellos hay que sumarles otras 16 personas detenidas por motivos similares fruto de la campaña realizada por la Fiscalía, cuya actuación, pionera en Jerez, se ha saldado con 16 condenas por delitos contra la seguridad vial.

El fiscal jefe de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, explicó ayer en Madrid que su colega delegado de Seguridad Vial en la provincia estuvo presente en los controles, paralelos a los que hizo la Guardia Civil, indicó la subdelegación del Gobierno, que se instalaron durante las noches del viernes y sábado en los alrededores del circuito, en los que además 11 personas dieron positivo por drogas, lo que supone un 12 por ciento de los 95 motoristas sometido a la prueba. Se trata del "porcentaje más alto detectado hasta ahora en España" en un control de droga, lo que hace pensar que los automovilistas y motoristas "consumen más drogas que alcohol".

De estas once actuaciones, siete han derivado en un procedimiento de infracción administrativa y cuatro han transcurrido por la vía penal. Además, ha habido otras 12 sentencias por conducción temeraria o por superar las tasas permitidas de alcohol en la provincia, lo que arroja una cifra final de 16 sentencias condenatorias (la mayoría por conformidad) durante la celebración del Gran Premio.

En rueda de prensa, el fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, recordó que las condenas por conducción temeraria implican al menos seis meses de prisión y la privación de un año del carné de conducir, mientras que las que tienen que ver con exceso de alcohol o droga conllevan ocho meses de retirada del carné y una multa económica o trabajos en beneficio de la comunidad.

Además, Vargas recalcó la necesidad de "contar con instrumentos legales para agilizar" estos controles, que, "aunque está en una fase experimental, se seguirán haciendo con mayor asiduidad por toda España".

Otro alto cargo que se pronunció ayer fue el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, que explicó, en Málaga, que "antes de las 10.30 horas, todas las personas que querían entrar al circuito ya estaban dentro, cosa que no había ocurrido hasta ahora ningún año y el desalojo del circuito se realizó en las dos horas y media después de que finalizara la última carrera".

López agregó que "la A-4 ha funcionado bien y solamente ha habido algunas retenciones en el peaje de la autovía". El delegado calificó de "magnífico" el trabajo desarrollado por las fuerzas de seguridad del Estado y policías locales en sus localidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios