ciudad

La deuda de Jerez con Enrique Ysasi

  • Pensó en un circuito y, cuando vio los terrenos, "vi la Torre Tío Pepe ya colocada"

  • No dudó dos veces en contarle su idea a Pedro Pacheco, a pesar de que nunca recibió nada a cambio

Enrique Ysasi posa con una publicidad de Renault durante la entrevista realizada en Diario de Jerez. Enrique Ysasi posa con una publicidad de Renault durante la entrevista realizada en Diario de Jerez.

Enrique Ysasi posa con una publicidad de Renault durante la entrevista realizada en Diario de Jerez. / vanesa lobo

Sabe perfectamente dónde está la redacción de este diario. "Yo nací hace 77 años", deja claro en la primera conversación telefónica antes de preguntar a su interlocutor por la suya. "¿22 años, granuja?", dice sorprendido mientras se le escucha reír a través del teléfono. Cuando llega al lugar de la entrevista, estrecha su mano y bromea. Primero con el peinado de ambos; luego explica que fue él quien provocó que en el escalón de entrada haya un aviso de emergencia hoy en día: "Yo me caí ahí". No para de bromear. Tiene una vitalidad que no es acorde a su edad y tampoco para de lanzar piropos. Es un hombre cortés y su nombre es Enrique Ysasi. Quizás por la calle no lo paren, pero Jerez tiene una deuda con él. Desde hace muchos años. Como Juan Pedro Simo tituló en mayo de hace cuatro años en un reportaje publicado en estas mismas páginas, Ysasi es 'El Hombre que soñó con un circuito'.

A pesar de que siempre está sonriendo, justo antes de la entrevista saca del bolsillo de su chaqueta dos papeles. Uno es el reportaje firmado por Simo, por si su interlocutor no sabía quién era él. El otro es el motivo de su preocupación y se pone serio: "El tema de que en Arcos pongan un circuito significa que no prosperará el que hagan, ni tampoco el de aquí. Porque no hay clientela bastante ni suficientes marcas de coche, teniendo en cuenta que estamos al lado de Marruecos y no de Francia. Estoy preocupado por el circuito, porque cuando le pongamos la competencia aquí al lado no salen las cuentas".

Cuando hablaba con sus contactos de Madrid de un circuito, pensaba en "mi Jerez de mi alma"No quiere nada, aunque reconoce que le da "coraje" pagar por entrar en el circuito

Ahora empieza la entrevista. "¿Ah, que no ha comenzado aún? Si eso está grabando", dice riendo. ¿Por qué un circuito en Jerez? "Yo tenía contactos con presidentes de otras marcas y hablábamos de circuitos. Hablando de tal y cual Gran Premio, que los hoteles y restaurantes se llenan y tal, me gustó la idea para mi Jerez de mi alma", reconoce antes de continuar: "Yo escarbé y me decidí a contarle la historia a Pacheco. Y le gustó la idea desde el minuto uno. Solo había que buscar los terrenos y mi amigo Antonio Jurado me dijo que sabía el sitio". Su suegro era un hombre poderoso en la ciudad, Sixto de la Calle. Había sido alcalde y hoy en día es fundador de Xerez CD y Xerez Deportivo FC y tenía la finca Myriam de los Garciagos. Allí se ubica hoy el circuito de Jerez. "En unas 70 hectáreas si no recuerdo mal", apunta Ysasi.

A partir de ahí, Rocci hizo el trazado y él entregó toda la documentación. Aún así, ni siquiera se le invitó a la inauguración: "Yo le hubiera pedido a Pacheco que me regalara 2 entradas cada vez que hubiera algo. A mí me da coraje ir al circuito pagando", dice un hombre que parece no quejarse: "Solo a mi mujer". "Yo no quiero presumir de nada, pero inventar otra cosa con la influencia del circuito...", afirma Ysasi, que no entiende que la generación de los milenial no puedan imaginar un Jerez sin su circuito.

De hecho, resta importancia a su obra. "Jerez puede vivir sin circuito. Tan importante no es". ¿Que no? "¿Tú crees que sí?" No sé. "Joder, me voy a poner una corona. Para Jerez sería un daño importante, pero no desaparecería la ciudad". Vuelve a contar la historia de cómo se llegó a tener un circuito en Jerez, mientras tanto. La hemeroteca recoge las mismas palabras que repite: "Yo era el presidente de la Agrupación de Concesionarios de Renault e iba a Madrid todas las semanas...". Con Google se puede encontrar esa misma historia tecleando 'El hombre que soñó con un Circuito' en la zona digital de este medio. No tiene desperdicio alguno.

Pero vuelve a la actualidad. En el momento de la entrevista se discute en el Ayuntamiento, donde no se le ha reconocido aún nada de lo que ha hecho por Jerez, sobre si se cosifica o no a la mujer dentro del circuito. Tiene su visión propia: "Yo creo que son guapísimas y fantásticas, pero afectarle a una Fórmula 1 es decir demasiado. No creo que le afecte ni a las carreras de coches, ni a las motos ni a la Feria". Además, le parece muy bien que se celebren festivales de música dentro de las instalaciones: "Mientras que no hagan daño a la estructura, perfecto. Es un añadido más al tema de la administración".

Para mantener 'su obra' solo hace falta "una magnífica dirección, una buena administración y un constante mantenimiento, más que una reforma constante. Ahora parece que el asfalto no está del todo bien, van a reformar la torre de control y Tío Pepe. Que yo piense, solo necesita que se cuide", subraya.

No profundiza en muchos más aspectos. Sigue bromeando mientras se le realizan las fotos pertinentes. Al circuito solo le falta que Jerez esté más cerca de Francia que de Marruecos, "por el tema de las fábricas", afirma. No aporta mucho más. Solo su historia; esa por la que Jerez le debe una. Ysasi es ese hombre que la primera vez que vio unos terrenos montañosos, visualizó "la Torre Tío Pepe ya colocada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios