Sucesos

La autoridad judicial no ve ánimo de matar en la agresión de la discoteca

  • Los dos detenidos, agresor y víctima, quedan en libertad pero con cargos

Imagen del lugar donde sucedieron los hechos la pasada madrugada del domingo al lunes. Imagen del lugar donde sucedieron los hechos la pasada madrugada del domingo al lunes.

Imagen del lugar donde sucedieron los hechos la pasada madrugada del domingo al lunes. / Manuel Aranda

Tras permanecer detenidos 24 horas en la comisaría de la plaza del Arroyo ayer a mediodía fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, en las instalaciones judiciales de Tomás García-Figueras, los dos jóvenes que protagonizaron una grave pelea en la discoteca Flamingo de la calle Zaragoza.

Según uno de los socios de la empresa que regenta dicha discoteca la pelea no tuvo lugar en el local, sino a las puertas de la misma. El arma con la que se llevó a cabo la agresión, por el contrario, fue un vaso sacado de la referida sala de fiestas.

Ambos detenidos, tanto el agresor como la víctima, quedaron en libertad con cargos después de que renunciaran a sus abogados de oficio y fueran asistidos por abogados de pago llegados directamente de Sanlúcar y Sevilla para defenderles.

Según uno de los socios de la empresa, la agresión fue fuera pero con un vaso del local

La autoridad judicial descartó finalmente que hubiera un ánimo de matar en la discusión que derivó en el corte en el cuello que a punto estuvo de costarle la vida a uno de los dos contendientes. No en vano la herida se quedó a apenas un centímetro de la vena yugular, la cual se ubica en el lateral del cuello. Entre los testimonios que se recibieron estuvieron el de los dos protagonistas del suceso así como allegados de los mismos. Ambos han quedado en libertad, y uno de ellos con cargos, al parecer, de lesiones graves.

De otro lado destacar que un portavoz de la discoteca lamentó que tras este suceso la caída de venta de entradas para la fiesta de fin de año ha disminuido sensiblemente.

Los hechos, según supo este medio, fueron protagonizados por un joven de Jerez y otro de Villamartín por motivos al parecer banales. Tras la pelea y la agresión ambos fueron derivados al hospital en primera instancia, ya que tanto uno, en la mano, como otro, en el cuello, resultaron heridos. Valga recordar que los agentes que intervinieron se alarmaron por la herida sufrida y aceleraron el traslado al centro hospitalario “ya que llegamos a temer por su vida”, destacaron a este medio fuentes policiales.

Los hechos provocaron una amplia instrucción del Cuerpo Nacional de Policía. ¿Hubo intencionalidad de matar o no la hubo? Finalmente, la autoridad judicial consideró que se trataba de una reyerta que derivó en lesiones graves, descartándose por tanto el intento de homicidio que las fuerzas del orden barajaron en un primer instante.

La reyerta provocó igualmente que la práctica totalidad de los efectivos policiales que había en Jerez entre las cinco y media y las seis de la mañana del pasado lunes se concentraran en el hospital para que evitar que hubiera contacto entre las familias de los dos jóvenes ingresados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios