Sanidad Jerez

La donación de sangre, más necesaria, si cabe, este verano

  • Con las reservas muy justas, el Centro de Transfusión observa una mayor demanda por el plan de choque contra las listas de espera y apela al altruismo de donantes y no donantes

  • Hace falta sangre de todos los grupos, pero O -, A+ y A- son los más urgentes

Una donante durante una de las colectas especiales que se programan en el Alcázar por el Día Mundial del Donante. Una donante durante una de las colectas especiales que se programan en el Alcázar por el Día Mundial del Donante.

Una donante durante una de las colectas especiales que se programan en el Alcázar por el Día Mundial del Donante. / PASCUAL

Si la necesidad de sangre para cubrir la demanda de los hospitales es acuciante todos los veranos, a éste se le une que el plan de choque contra las listas de espera que puso en marcha el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha supuesto un aumento de la actividad quirúrgica y por tanto de los requerimientos de sangre desde los centros sanitarios.

El Centro Regional de Transfusión, Tejidos y Células, que tiene su sede en el hospital de Jerez, aunque abastece a toda la provincia, ha lanzado un año más la campaña 'Verano solidario' para pedir a los donantes habituales un esfuerzo extraordinario en estas fechas y animar al que no lo es a realizar esta acción solidaria.

El responsable de promoción y donación del centro, Miguel Ángel Barbero, afirma que en estos momentos, la situación es bastante similar a la de otros veranos. "Se parte de un descenso de las donaciones y con un stock de bolsas de sangre muy justito. Para compensarlo tenemos que hacer un esfuerzo especial y alertar de que las donaciones en verano siguen siendo muy necesarias". Recalca que hace falta sangre de todos los grupos pero la urgencia es mayor en el O- y los grupos A- y A+.

El objetivo de la campaña 'Verano solidario' no es otro que conseguir que el abastecimiento de sangre y sus derivados a los hospitales esté garantizado también en verano. Si bien la disminución de las donaciones es común a todos los periodos vacacionales, en la época estival, por su duración, es aún más preocupante. "Los donantes habituales suelen tener previsto un número determinado de donaciones al año, 3 o 4, y lo que se les está pidiendo es una donación extra y que la hagan ahora, en verano, porque si solo adelantamos la que iban a hacer posteriormente desvestimos un santo para vestir a otros", explica Barbero.

La campaña se dirige también a los donantes o no que llegan en estas fechas de otras provincias o comunidades y se pide además al donante habitual que acuda acompañado por otra persona que no tenía previsto donar. "De esta manera podríamos multiplicar por dos las donaciones que existieran en verano. Si alguien todavía no ha terminado de decidirse éste es el momento para hacerlo".

Hay que tener en cuenta que curiosamente la donación está sujeta en muchas ocasiones a factores ajenos a los sanitarios. Barbero comenta que en los tiempos duros de la crisis por ejemplo no existían tantos problemas en los periodos vacacionales “porque no se viajaba tanto, pero en cuanto ha mejorado un poco la situación la movilidad aumenta y nuestros donantes también se desplazan a otros lugares”.

Por ahora y a base de los continuos esfuerzos que se hacen desde el Centro de Transfusión, Tejidos y Células, se están consiguiendo prácticamente el mismo número de bolsas que otros veranos, pero aún se está en los comienzos de esta etapa vacacional, y la previsión además es que en estos meses, cuando habitualmente la cirugía programada se reduce por el plan de vacaciones del personal, se opere más que otros años debido al plan de choque. "No toda la cirugía requiere una transfusión pero una gran mayoría sí lo necesita o por lo menos tener bolsas de sangre reservadas. De momento no nos consta que se haya tenido que suspender operaciones por falta de sangre pero claro, este descenso de donaciones no sólo ocurre en esta provincia, sino en todas".

Barbero insiste en que la reducción de las listas de espera quirúrgicas sería imposible sin los donantes. "Se pueden tener los mejores quirófanos, todo el personal que se quiera pero sin los donantes de sangre y su acción altruista no se podría hacer nada".

Pero no está sola la actividad programada por los hospitales. En unas fechas de más movilidad el riesgo de accidentes de tráfico se multiplica y la provincia además incrementa de forma notable la población en estos meses. "De todas esas personas que van a venir muchas van a enfermar, van a necesitar asistencia sanitaria y algunos, transfusiones. No sólo la cirugía precisa de bolsas de sangre, también hay patologías en las que son necesarias y para esa población de fuera también tenemos que estar ahí".

El Centro de Transfusión, Tejidos y Células programa ya de cara al otoño una nueva colecta especial en el Alcázar, como la que se realizó el pasado junio con motivo del Día Mundial del Donante. La idea, según asegura Barbero, es hacerla el 1 de octubre. "En esta ocasión no es un día especial, pero bueno en esas fechas, los hospitales volverán a estar ya al 100% y vemos necesario una iniciativa de este tipo para conseguir más bolsas de sangre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios