Jerez

La economía retrocede al nivel de hace seis años tras el desplome del 'ladrillo'

  • Jerez, según el Anuario 2009 de La Caixa, retorna al nivel de actividad empresarial de 2002, aunque sigue liderando el peso económico provincial · Los jerezanos tienen menos poder adquisitivo que hace una década

La crisis mundial ha devuelto a Jerez a la cruda realidad. El espejismo que representó el floreciente ciclo económico 2005-2006 estaba principalmente sustentado en la construcción y el negocio inmobiliario, de ahí que en paralelo al crack del ‘ladrillo’ también se haya producido un severo retroceso en el índice de actividad económica de la ciudad y en el peso que la misma ejerce sobre el conjunto de la provincia. La nefasta tendencia, similar a lo acontecido con carácter general en el resto del territorio nacional, ha hecho estragos en un municipio en constante crecimiento poblacional, un 13,1%más de habitantes que hace sólo diez años; y ya de por sí castigado históricamente por el paro, la tasa de 2008 era de un 9,7% sobre el total de población censada.

Según recoge el Anuario Económico de La Caixa 2009, la ciudad ha pasado de un índice de actividad económica de 507 registrado en 2006 (último año de bonanza) a uno de 385 en 2007, lo que representa en términos porcentuales una caída del 24% y regresar a los niveles de 2002, cuando ese mismo índice comparativo estaba cifrado en 393.

En el contexto provincial, no obstante, Jerez sigue siendo un año más el municipio que más aporta a la producción económica y empresarial, con el 17,6% del total de la actividad del territorio (385 frente a 2.184). Eso, pese a que la provincia sólo contribuye en su conjunto al 2,2% de la generación de riqueza nacional, un 17%menos que antes de que apareciesen los primeros síntomas de recesión. El servicio de estudios de la caja catalana obtiene este índice económico en función del impuesto correspondiente al total de actividades económicas empresariales (industriales, comerciales y de servicios) y profesionales que operan en la ciudad y establece una base de 100.000 correspondiente al total del país.

Al tiempo que el índice empresarial retrocede en la ciudad, la capacidad de consumo de los jerezanos, un elemento interrelacionado con el anterior, sigue estancada.Entre 2007 y 2008 la cuota de mercado registrada en la ciudad, y que igualmente aparece reflejada en el Anuario de La Caixa, apenas creció dos puntos, mientras que el poder adquisitivo seguía siendo inferior al de hace una década. Si la cuota de mercado en 1998 era de 400 puntos, el año pasado cayó a 379, un 5,25% menos. Dicho análisis se traza a partir de los elementos de consumo privado más flexibles, como puedan ser la compra de vehículos o el número de teléfonos fijos con que cuentan los habitantes. La población, el número de camiones y furgonetas, las oficinas bancarias y el número de actividades comerciales minoristas, forman parte del resto de indicadores que el servicio de estudios de la caja emplea para establecer en el Anuario Económico esta magnitud.

Por descontado, la ciudad sigue manteniendo la cuota de mercado más elevada de la provincia (obviamente, aquí también influye que sea el municipio con más habitantes), mientras que, de forma paradójica si se quiere, la ciudad vuelve a situarse en el puesto número 22 de las áreas comerciales más importantes del conjunto del país. Hasta ella llegan alrededor de 657.000 habitantes  procedentes tanto de Jerez, la ciudad cabecera del   área comercial, como del resto de localidades del entorno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios