Empresas

El enésimo esperpento de Zahav

  • Un portal inmobiliario publica un anuncio de venta de la nave que la firma tiene a medio construir en la Ciudad del Transporte pero esta niega su intención de desprenderse de ella.

Zahav, la firma que anunció hace años la construcción de una planta de ensamblaje de vehículos en la Ciudad del Transporte, ha protagonizado un nuevo capítulo esperpéntico. Desde hace dos días, aparece publicado en un conocido portal inmobiliario un anuncio donde se ofrece en venta la nave que aún no ha terminado de construir. Sin embargo, y para que resulte más rocambolesca esta historia, la firma niega que quiera desprenderse de esta instalación y atribuye la aparición del anuncio a un "error". Acto seguido, la compañía reitera que mantiene intacta su intención de ejecutar el proyecto, a pesar de que son pocos los que siguen apostando que algún día salga algún vehículo ensamblado de ella.

La 'voz de alarma' la daba el primer teniente de Alcaldía, Antonio Saldaña, a primeras horas de la mañana de ayer que en las redes sociales advertía de las intenciones de la sociedad. En el anuncio, se explica que por 5,6 millones de euros se puede obtener una nave de 8.000 metros cuadrados, más 1.000 metros cuadrados de oficina, construida sobre una parcela de 40.000 metros cuadrados "completamente urbanizada" y vallada, aunque a la planta le "faltan las puertas y el suelo de hormigón". Además, se apunta que es una oportunidad para "inversores" por lo que "se admiten ofertas y propuestas de negocio" y cabe la posibilidad de dar "facilidades" en la transacción.

Sin embargo, a mediodía, este medio se puso en contacto con un portavoz de Zahav quien en un primer momento aseguraba desconocer la existencia de este anuncio e incidía en que no había ninguna intención de vender la nave. Minutos después, había una nueva comunicación donde añadía que, tras tener conocimiento de este anuncio, habían solicitado al portal inmobiliario que lo retirara y explicaba que se iba a "investigar" la procedencia de la controvertida publicación. Sin embargo, a media tarde de ayer, el anuncio continuaba apareciendo en el portal. Desde Zahav, se limitaban a señalar que esto se podría deber a un "error" de alguien cercano a la sociedad. Finalmente, y evitando dar demasiados detalles, este mismo portavoz apuntaba que seguían adelante con sus intenciones de acabar la construcción de la nave y darle operatividad, previo acuerdo con el Ayuntamiento.

Este no es más que un enigmático episodio más de la ya de por sí controvertida historia de esta firma desconocida que aterrizó en Jerez anunciando grandes inversiones y cuantiosos empleos. Sin embargo, el Ayuntamiento presentó meses atrás una demanda judicial, que aún está pendiente de resolverse, para que revierta al patrimonio municipal la parcela que fue alquilada a Zahav en unas condiciones ventajosas a finales de la pasada década por parte del anterior gobierno del PSOE. A esto se le añade que hay una controversia sobre la titularidad de lo ya construido, en el caso de que los terrenos vuelvan a manos del Consistorio, ya que Zahav entiende que tiene derechos adquiridos sobre esta edificación. El Ayuntamiento reclama los suelos por el incumplimiento de los requisitos de concesión como el impago del alquiler y la falta de ejecución del proyecto. En cambio, la sociedad insiste en comprar los terrenos a un precio muy por debajo del valor de mercado (unos 45 euros el metro cuadrado) ya que así lo permite una de las cláusulas del acuerdo.

Mientras tanto, el gobierno local mantiene su escepticismo en torno a todo lo relacionado con Zahav. La alcaldesa, María José García-Pelayo, dijo ayer: "Con este anuncio claramente demuestran que tiran la toalla. Desde el inicio de la legislatura hemos dicho que no le dábamos credibilidad al proyecto porque le hemos dado oportunidades ya que no queríamos que, si hubiera la menor oportunidad u opción de que se pudiera desarrollar, el gobierno municipal fuera un obstáculo; pero evidentemente en tres años han demostrado que no tienen voluntad cuando, además, las intenciones en la que se les cedió el suelo fueron inmejorables". En definitiva, un esperpento más en una historia llena de promesas y anuncios incumplidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios