Educación

Más de 500 estudiantes de la zona sur, contra la violencia machista

  • Once centros, de Primaria y ESO, participan en un acto celebrado en el CEIP Juventud  

Niños de colegios de la zona Sur reunidos en contra de la violencia de genero

Niños de colegios de la zona Sur reunidos en contra de la violencia de genero / Miguel Ángel González (Jerez)

Unos quinientos alumnos de Primaria y Secundaria clamaron ayer contra la Violencia de Género en la zona sur con un acto colectivo que se inició en cada centro y que, a modo de marcha, fue incorporando a jóvenes en su discurrir por cada colegio e instituto que se pasaba hasta culminar en el CEIP Juventud. Desde primera hora de la mañana, once centros educativos de la ciudad, ocho colegios y tres institutos, se movilizaron con el propósito de “cerrar la puerta”, como se recogía en muchas pancartas, a la violencia machista.

La actividad, que tuvo como punto de encuentro al patio del colegio Juventud, servía así para culminar una serie de trabajos que se han venido realizando en cada centro en las últimas semanas y que buscan la sensibilización, desde edades tempranas, para acabar con esta lacra social.

A ritmo del tema ‘Déjala que baile’, que interpretan Melendi, Alejandro Sanz y Arkano, los quinientos alumnos desplazados desde sus respectivos centros educativos a modo de marcha, se fueron congregando en el patio del Juventud, donde les esperaban los estudiantes de dicho centro y su directora Ana María Zorrilla, para darles la bienvenida. Los colegios Al-Ándalus, Juventud, Federico Mayo, San Vicente, Torresoto, Poeta Carlos Álvarez, García Lorca y Vallesequillo, y los institutos de San Telmo, Asta Regia y Romero Vargas se situaron entonces en el centro del patio con pancartas en mano. Alumnos de quinto y sexto de Primaria y de primero de Secundaria fueron los encargados de representar a cada centro.

Allí, una representación de cada uno de ellos leyó un manifiesto de protesta. “Ojalá dentro de poco esta efeméride desaparezca”, confesó una de las docentes antes de que la canción de Rozalén, ‘La puerta violeta’, sonase en los altavoces como signo de protesta para concluir el acto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios