Jerez

Una familia, una causa común

  • UPACE-Jerez cambia su imagen para adaptarse a los nuevos tiempos La conocida asociación jerezana acoge todas las etapas de la vida de los afectados por parálisis cerebral

Treinta y seis años le han bastado a UPACE-Jerez para lograr el reconocimiento de familiares, usuarios y profesionales hasta el punto de ser el centro de referencia del Hospital de Jerez que deriva a los pacientes directamente a este centro especializado. Sus tratamientos van desde la logopedia y la fisioterapia a la hidroterapia o la hipoterapia. Se cubren todas las edades y se van adaptando los diferentes métodos a sus necesidades.

La asociación también promueve la inserción laboral de los pacientes a través de Upacesur Emplea, que cuenta con dos centros ocupacionales y otros dos centros especiales de empleo. Los centros ocupacionales se desarrollan en los propios centros de Jerez y Trebujena para aquellos que no tengan el perfil adecuado para trabajar en una empresa. En cambio, los servicios de los centros especiales de empleo son subcontratados por empresas y los beneficios que generan se reinvierten en la organización. Su plantilla se compone de al menos un 75% de personas con discapacidad. "El centro de Dos Hermanas es el que supone mayor peso, trabajan con multinacionales como Crown Crok", dedicada a la fabricación de latas, explica Carlos Rodríguez, responsable de comunicación de Upace-Jerez. El otro centro se encuentra en Jerez y colabora principalmente con empresas bodegueras.

La relación con las empresas no acaba ahí, ya que la responsabilidad social corporativa se ha convertido en un importante apoyo. Si se tiene en cuenta que el presupuesto total de la organización ronda los cuatro millones, no supone un porcentaje muy alto. Sin embargo, el presidente honorífico José Rodríguez de Medina añade "dentro del presupuesto será entre un 2 y un 3%, porque se dispara debido a lo costosos que son los tratamientos que tienen que recibir. No quiere decir que las ayudas que aportan sean pocas, si no que comparativamente los costos son grandes. Entonces son muy importantes las ayudas privadas".

En tiempos difíciles como los actuales, las ayudas públicas disminuyen. En cambio, la cooperación aumenta de manera notable. El desempleo ha desembocado en un boom del voluntariado. "Hay personas que por la crisis y el desempleo se han quedado sin trabajo y deciden invertir su tiempo libre en labores de ayuda", afirma José Rodríguez. Aún así, el voluntariado no es apto para todos.

En el caso de UPACE se trata de una labor difícil de desempeñar, especialmente cuando hay testimonios tan duros. La voluntad debe compaginarse con la constancia, porque este trabajo es muy sacrificado y hay un amplio abanico de historias, desde las más inspiradoras a las desgarradoras. Aunque no resulta sencillo, existen numerosas personas dedicadas con valentía y tesón a ayudar a los demás haciendo la vida un poquito más fácil a aquellos que lo necesitan. Una ayuda que, según los responsables de UPACE-Jerez, siempre es bienvenida y puede adaptarse a las preferencias del voluntario.

La antigua asociación juvenil Aspace, que se quedó obsoleta al ir creciendo sus componentes, resurge con fuerza. Actualmente está formada por los afectados de mayor edad, por lo que ha perdido la categoría de juvenil y se ha adaptado a todas las edades.

Esta asociación facilita a los discapacitados disfrutas de actividades de ocio como ir a restaurantes, al cine o a la bolera, que es algo complicado para personas con parálisis cerebral. Manuel Rodríguez de Medina, presidente y miembro del colectivo, declara que como cualquier joven prefiere "la diversión, el baile y salir. La feria es intocable, aparte de eso nos gusta el cine, la bolera, ir a cenar o a comer fuera de la asociación. Muchas veces nos vamos por aquí cerca y recibimos mucho apoyo de los bares de alrededor, que nos ofrecen su ayuda". Básicamente buscan actividades de esparcimiento y, en este punto, el voluntariado es fundamental, ya que se convierten en sus amigos. "El voluntario se ha vuelto imprescindible para actividades de entretenimiento. Porque en una actividad fuera del horario, no hay personal disponible, aunque afortunadamente tenemos a gente muy implicada" afirma José Rodríguez de Medina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios