Jerez

La Junta frena desde hace tres años las denuncias del Consejo Regulador

  • La institución del vino sólo tiene constancia de la incoación de un expediente por parte de la Consejería de Agricultura a partir de las 22 denuncias interpuestas desde enero de 2016

  • La institución del vino carece de información sobre el estado del resto de las irregularidades denunciadas

Responsables de la Junta de Andalucía durante una visita reciente al Marco de Jerez. Responsables de la Junta de Andalucía durante una visita reciente al Marco de Jerez.

Responsables de la Junta de Andalucía durante una visita reciente al Marco de Jerez. / Miguel Ángel González

Las afrentas al vino de Jerez campan a sus anchas ante la falta de sanciones. El Consejo Regulador empieza a desesperarse ante la ausencia de noticias sobre diversas irregularidades denunciadas en los últimos tiempos por la institución jerezana ante la Consejería de Agricultura, muchas de ellas motivadas por el conflicto del ‘Bag in Box’, pero también por casos de sucedáneos del jerez detectados en el mercado.

Con motivo del reciente encuentro mantenido en Jerez por la directora general de Industria y Cadena Alimentaria de la Junta, Rosa Ríos, y los delegados territoriales en la provincia del Gobierno andaluz, Juan Luis Belizón, y de Agricultura, José Manuel Miranda, con representantes del sector, los responsables del Consejo trasladaron su preocupación ante el silencio de la Administración autónomica, a la que desde el pleno del vino se ha instado a informar en reiteradas ocasiones y sin éxito hasta la fecha sobre la situación de las denuncias.

Los reiterados intentos del pleno del vino para conocer la situación de las denuncias no han tenido respuesta de la Junta hasta la fecha

Según la información que ha trascendido del encuentro, de la más de una veintena de denuncias –22 en concreto– presentadas por la institución jerezana del vino desde enero de 2016, únicamente se tiene conocimiento de la incoación de expediente en una de ellas, sin que se haya vuelto a saber nada del resto hasta la fecha.

Los consejos reguladores españoles se vieron despojados de la capacidad sancionadora a raíz de la entrada en vigor de la Ley del Vino de 2003, por la que se estableció la separación de sus funciones de control y gestión a fin de evitar que los operadores del sector fuesen juez y parte.

Si en el conflicto del ‘Bag in Box’ que dio pie a distintas denuncias tanto del Consejo Regulador como de la patronal bodeguera Fedejerez puede interpretarse que la Consejería prefiere esperar para pronunciarse hasta que se agote la vía judicial –aún cabe interponer recurso de casación contra la setencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) contraria al uso del envase de cartón para la comercialización de los vinos de Jerez y la manzanilla de Sanlúca–, en el caso de las usurpaciones del jerez no se entiende la demora, pues ni siquiera se tiene constancia de la apertura de expedientes por parte de la Administración.

Como parte interesada, al Consejo Regulador le ampara el derecho a estar cuanto menos informado de la situación y evolución de denuncias que, en el peor de los casos, llevan cerca ya de tres años sin moverse del cajón, si es que no se ha cumplido ya el plazo de resolución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios