Jerez

El gobierno local avanza que aplicará el IPC en los impuestos para 2009

  • El área económica habla de "congelación" al actualizar las ordenanzas fiscales una media del 4,6% · En el caso del IBI, a tenor de los nuevos valores catastrales, baraja combinar una rebaja del tipo con la bonificación

El gobierno municipal tiene prácticamente perfilada la actualización de las ordenanzas fiscales para el próximo año. Un paquete tributario que en tiempos de crisis generalizada prevé una subida media de impuestos, tasas y precios públicos acorde al IPC interanual. Según adelantó ayer a este medio el director general de Política Fiscal y Financiera, Cornelio Vela, el área económica del Consistorio jerezano trabaja, de cara a la confección y actualización de las ordenanzas "con el dato de IPC que saldrá en octubre, y que ya ha tenido un avance en septiembre que apunta a un 4,6%". Esto, en palabras del propio Vela, significa "congelación" o "no subida" de impuestos, lo que implicará, consecuentemente, una merma en los ingresos municipales, muy dañados ya a raíz del parón en el negocio inmobiliario.

"No podemos castigar el bolsillo de los jerezanos en este contexto de crisis, pero el Ayuntamiento tampoco puede romper el equilibrio entre lo que ingresa y el gasto de los servicios que presta, que ya de por sí es muy superior", reconocía hace unos días un destacado miembro del equipo de gobierno. En todo caso, puntualizó Vela, "se está trabajando en la línea de actualizar conforme al IPC y aprobaremos en pleno la nueva ordenanza con tiempo suficiente para que entre en vigor, como siempre, el 1 de enero", adelantó.

En el caso concreto del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el director general sostuvo, a tenor de la entrada en vigor desde este mismo año de la nueva ponencia de valores catastrales para Jerez, que los planes que maneja el gobierno municipal pasan por "combinar" una bajada del tipo impositivo y una bonificación del impuesto como ya ha ocurrido este año, donde el recibo ha crecido un máximo de un 7%. Precisamente, lo que han venido defendido distintos colectivos y plataformas vecinales contrarias al 'catastrazo' en todo este tiempo era la reducción del tipo impositivo, uno de los más altos del país (1,167). El gobierno municipal, en este sentido, parece decidido a introducir una rebaja del tipo, aunque en un principio manifestó que mantendría las bonificaciones hasta final del vigente mandato, en 2011.

Por su parte, el portavoz del gobierno socialista en temas económicos, Juan Manuel García Bermúdez, aseguró ayer mismo que "hay que remarcar que el gobierno local, como así lo ha anunciado la alcaldesa, no subirá los impuestos en 2009". Ni las tasas ni los precios públicos subirán más que al IPC", recalcó el concejal y teniente de alcalde.

Cabe recordar, a todo esto, que los grupos de la oposición solicitaron, en el pasado pleno extraordinario donde se debatieron medidas municipales para minimizar los efectos de la crisis económica en la ciudad, una rebaja en la presión fiscal sobre los jerezanos a aplicar en el próximo ejercicio de 2009.

No obstante, grupos como Izquierda Unida, a través de su portavoz, Joaquín del Valle, también manifestaron la necesidad de actualizar los impuestos, tasas y precios públicos como única garantía del mantenimiento de la calidad en la prestación de los servicios públicos. Más, si cabe, en una coyuntura como la actual, en la que el Ayuntamiento ha perdido buena parte de los ingresos que percibía en relación, sin ir más lejos, con la construcción y el negocio inmobiliario. En la búsqueda de ese equilibrio, no asfixiar a base de subidas de impuestos al ciudadano -ya de por sí mermado ante la crisis- y no perder los ingresos que garantizan la prestación de servicios públicos, se haya inmerso el equipo económico del Ayuntamiento, que espera que el pleno del próximo mes de octubre apruebe las nuevas ordenanzas para 2009.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios